Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Herramientas útiles si saben emplearse de modo apropiado

Jueves 22 de junio de 2017
PARA LA NACION
0

epende de cómo se use esta tecnología y de la persona que la utilice puede ser una herramienta útil, un buen recurso para estar en contacto con el niño. En manos de personalidades temerosas, desconfiadas o culposas, puede convertirse en una obsesión.

Vivimos en una época en la que a la gente se le hace difícil confiar en las personas que contrata. Esto se suma al hecho de que a las madres que vuelven a trabajar les cuesta el proceso de desprendimiento o separación. Sienten miedo y a veces culpa de tener que ir a trabajar.

Recuerdo que cuando no existían las webcams ni el streaming ni facetime, algunos padres dejaban un grabador encendido en la casa mientras no estaban para chequear la conducta de la niñera. Hoy, el streaming permite estar en contacto permanentemente y en tiempo real. De este modo, los padres pueden volverse omnipresentes, lo que no es bueno para ninguna relación.

El riesgo para la madre, dependiendo de la estructura de personalidad que tenga, puede relacionarse con un aumento de angustia, con obsesiones, con conductas de sobreprotección y con comportamientos de tipo paranoide. Además, éstas pueden interferir en su trabajo y de un modo inconsciente pueden transferirle estas emociones a su hijo.

Este tipo de comportamiento hace que el pequeño viva en un clima emocional de desconfianza, miedo, tensión y a menudo sobreprotección, lo que no es saludable para su desarrollo. Tampoco es saludable el control permanente y constante.

Esta omnipresencia puede interferir -depende la edad del pequeño- en la creación de la capacidad de espera, un espacio necesario para la progresiva adaptación al mundo externo. Esta capacidad de adaptación se inicia durante la lactancia con la estabilización de los ritmos vitales, con la presencia y ausencia de sus padres, en especial la figura maternizante, como ser el establecimiento de frecuencia de lactancia, de períodos de vigilia y sueño.

No debemos olvidar que la capacidad de espera se relaciona con la tolerancia a la frustración y con la génesis de la intimidad. Algo que las cámaras y la transmisión en vivo no pueden reemplazar.

La autora es miembro didacta de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA) y especialista en relaciones de familia

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas