Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una mafia que tenía un ejército privado para cobrar por vender y por robar

Tras 57 allanamientos hubo 21 detenidos; el dueño de la feria Punta Mogote se resistió a los tiros antes de ser capturado en su casa de un country de Luján; todos están acusados de extosionar a puesteros

Jueves 22 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
A la noche, la actividad se reinició con tensión y fuerte custodia
A la noche, la actividad se reinició con tensión y fuerte custodia. Foto: Daniel Jayo

En la feria La Salada , a un paso del fétido Riachuelo, Jorge Omar Castillo había instalado una suerte de "Estado paralelo". Tenía su propio "ejército", que, según la Justicia, usaba para extorsionar a puesteros y obligarlos a hacer un pago mensual a cambio de poder trabajar en el espacio público, en Ingeniero Budge, Lomas de Zamora.

Allí, Castillo era la ley: las "mecheras" a las que sus "soldados" sorprendían robando eran sometidas al escarnio de desfilar desnudas por los pasillos; las castigaban a cintazos no porque se buscara la seguridad de los clientes, sino porque no habían pagado el "canon" para robar.

Ayer, la policía bonaerense y la Gendarmería detuvieron a 21 personas, acusadas de asociación ilícita y extorsión. Entre ellas está Castillo, que hirió a un policía al intentar resistir a los tiros el arresto en su mansión en un country de Luján.

cerrar

En los allanamientos de la madrugada fueron secuestradas casi 30 armas de fuego, entre las que había fusiles con mira telescópica, pistolas .40 y 9 mm. En dos de las viviendas registradas, los investigadores encontraron sendas cajas fuertes y varios elementos de tortura, como picanas eléctricas. Se sospecha que las usaban con las "mecheras" que eran atrapadas robando en la feria "sin permiso".

Anoche, en nuevos allanamientos en la feria de Ingeniero Budge, la policía encontró dos millones de pesos en una caja fuerte.

Castillo fue apresado en su casa del country Haras Argentino, de Luján. Se resistió: desde la planta alta de la residencia -que tiene dos alas, piscina y cancha de tenis- disparó con su escopeta contra los policías que fueron a buscarlo. La perdigonada rompió el escudo de uno de los uniformados y una esquirlas lo hirió en un ojo. Natalia Luengo, la esposa de Castillo, lo defendió más tarde y dijo que había disparado al creer que habían entrado ladrones en la casa.

El momento en que Jorge Omar Castillo es llevado detenido, en Luján
El momento en que Jorge Omar Castillo es llevado detenido, en Luján. Foto: Imagen de TV

Castillo está acusado de integrar una de las tres asociaciones ilícitas dedicadas a extorsionar a casi 8000 puesteros que se instalaban en las 10 cuadras que rodean la feria de La Salada. Debían pagar 500 pesos diarios cada uno para alquilar una estructura metálica de un metro cuadrado. También le imputaron el intento de homicidio del policía bonaerense en el operativo de su detención.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó que en La Salada funcionaba "un Estado paralelo" y que Castillo era uno de los jefes de la banda. Su par bonaerense, Cristian Ritondo, sostuvo: "No hay mafias que funcionen en la Argentina sin complicidades policiales, judiciales y políticas".

Además de Castillo fueron detenidos otros 20 sospechosos; entre ellos, su hermano Hugo, su sobrino Adrián, y su cuñada, Gladys Elcira Arrieta. También hay varios barrabravas de Los Andes, Huracán y River. Y tres policías: dos policías bonaerenses -uno de ellos, subcomisario de Drogas Peligrosas en Banfield- y un ex efectivo de la Federal que "fue custodio de [el ex secretario de Seguridad] Sergio Berni y estaba en disponibilidad", según informó la ministra Bullrich.

cerrar

Castillo pasó su primera noche detenido en una cárcel de La Plata y será indagado hoy. Según fuentes policiales y judiciales, la organización comandada por distintos integrantes del clan Castillo manejaba tres bandas que tenían amenazados a los puesteros: "Los Cucos", "Los Chaqueños" -supuestamente al mando de Jorge Castillo- y "Los de River", que responderían a Adrián Capazo Castillo, sobrino de aquel.

En la investigación del Grupo de Instructores de la Fiscalía General de Lomas de Zamora, que demandó dos años de trabajo, se habría determinado que esos tres grupos, además del alquiler de los puestos dispuestos en ocho filas de vereda a vereda, repartidos en veinte cuadras, cobraban "peaje" para que mecheras y punguistas pudieran robar.

También recibían un canon de los levantadores de juego clandestino y marcaban a los comerciantes que llegaban en viajes de compras para que les robaran la mercadería y el dinero al salir de la feria.

La pesquisa comenzó con el homicidio de uno de los hermanos Zárate, vinculados con la barra brava de Boca y que en La Salada eran fuerza de choque para amenazar a los puesteros que no pagaban por usar el espacio público para vender.

Si bien el fiscal no encontró ninguna prueba que involucrara a los Castillo en ese hecho, ocurrido en 2014, sí se determinó la existencia de bandas que coaccionaban a los comerciantes para dejarlos armar sus puestos en las veredas. La actividad de esos grupos quedó expuesta en abril de 2015 cuando una fiscalía de Lomas de Zamora ordenó el desalojo de esos puestos.

Una calificada fuente de la investigación explicó que dos días después de eso, la banda de "Los de River", supuestamente comandada por Adrián Capazo Castillo, recuperó las calles para volver a cobrar por la instalación los puestos. En noviembre del año pasado el expediente quedó a cargo del fiscal general adjunto Sebastián Escalera, que con cinco secretarios inició una investigación secreta que incluyó cientos de horas de escuchas telefónicas.

Toda la actividad ilegal por la que fueron acusados los detenidos se habría desarrollado fuera del predio donde funciona la feria que legalmente administra Castillo: Punta Mogote. A pesar de que se trata de un espacio público, esos puestos funcionaron durante varios años sin trabas ante la vista de la policía y de los funcionarios de la Municipalidad de Lomas de Zamora.

cerrar

De zapatero a rey de la feria

Jorge Omar Castillo - empresario

Edad: 60 años

Empresas: 14

Marcas registradas: 23

Inicios

En los años 80, con 18 años, comenzó como vendedor de zapatos en dos puestos del Mercado Central. Tiempo después alquiló un espacio en la feria de Ingeniero Budge y comenzó a erigir su imperio, con Punta Mogote a la cabeza.

Diversificación

Servicios inmobiliarios, cría de aves y ganado equino, producción y cultivo de soja y algodón, publicidad, créditos financieros y operación de casinos y bingos, entre sus negocios.

Los puntos más altos

En 2012 envió a su ladero Gustavo Manuel Rojas a la misión comercial argentina a Angola. Esa vez, la ex presidenta puso a La Salada como un ejemplo. Castillo, incluso, dijo que quería instalar una feria en Miami.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas