Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La pregunta de hace 100 años sobre el mal de Parkinson que acaban de responder

Un hallazgo que presenta una nueva y emocionante vía para explorar el desarrollo de nuevos tratamientos contra el Parkinson

Jueves 22 de junio de 2017 • 14:47
0

Un equipo científico dice haber encontrado la primera evidencia directa de que el sistema inmunológico ataca al cerebro de los enfermos de Parkinson. Esa hipótesis se sugirió por primera vez hace casi un siglo, pero hasta ahora se había confirmado. El descubrimiento, detallado en la revista especializada Nature, indica que los medicamentos para calmar al sistema inmunológico podrían ayudar a manejar la enfermedad.

Para la investigación se analizó la sangre de 67 pacientes con Parkinson, para ver si podían encontrar evidencia de autoinmunidad. "Todavía tenemos que entender mucho más sobre cómo el sistema inmune puede estar involucrado en la compleja cadena de eventos que contribuyen a la enfermedad de Parkinson", dice David Dexter. El mal de Parkinson causa daños progresivos en el cerebro que generan temblores y dificultades para el movimiento. En paralelo, se van acumulando en el cerebro niveles muy altos de la proteína alfa-sinucleína.

Los investigadores, del centro médico de la Universidad de Columbia y del Instituto de La Jolla para la Alergia y la Inmunología, descubrieron que las células T, que forman parte del sistema inmunológico, estaban atacando a la alfa-sinucleína. Esto implica que el sistema inmune de los enfermos identifica a esa proteína como un invasor extraño, como si fuera un bacteria o un virus.

Los investigadores creen probable que el sistema inmunológico intenta librar al cuerpo de alfa-sinucleína y en ese proceso mata a células cerebrales en los lugares donde se acumulan esas proteínas.

Y otra idea radical

El profesor David Sulzer, uno de los investigadores de la Universidad de Columbia, cree que este estudio encaja con otra hipótesis emergente sobre la enfermedad de Parkinson: que el mal puede empezar en los intestinos. "Sospechamos que las células-T primero identifican a la alfa-sinucleína en la periferia, particularmente en el sistema nervioso de los intestinos, lo cual no es un problema, hasta que las células-T entran en el cerebro".

"Nuestros hallazgos sugieren la posibilidad de utilizar una estrategia con inmunoterapia para aumentar la tolerancia del sistema inmunológico hacia la alfa-sinucleína, lo cual podría ayudar a mejorar o prevenir el empeoramiento de los síntomas de la enfermedad de Parkinson", le dijo a la BBC el doctor Alessandro Sette, de La Jolla.

"Esta investigación le da un mayor peso a la idea radical de que la condición puede involucrar un fallo o confusión del sistema inmunológico, que daña a las células propias", valoró David Dexter, de la organización caritativa Parkinson UK, que no está involucrada en el estudio.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas
5