Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Con un ritmo arrollador, San Lorenzo domina en modo Golden State Warriors

El conjunto de Boedo gana la serie del Sur por 2-0 sobre Quilmes y ya acumula 11 éxitos consecutivos en postemporada, entre la campaña 2016 y la 2017; en el Norte, el clásico está 1-1 entre San Martín y Regatas

Sábado 24 de junio de 2017 • 17:31
SEGUIR
LA NACION
0
San Lorenzo está imparable, como Gabriel Deck
San Lorenzo está imparable, como Gabriel Deck. Foto: www.sanlorenzo.com.ar

Es posible que las estadísticas no respondan con exactitud a lo que pueda pasar dentro de un campo de juego, sin embargo, la producción de los equipos son la mejor forma de explicar qué pasa en las finales de Conferencia de la Liga Nacional de básquetbol. Y de allí se desprende una muestra lógica de situación: San Martín de Corrientes está luchando en el clásico con Regatas, la serie del Norte está igualada 1-1, mientras que en el Sur, el campeón, San Lorenzo domina en modo Golden State Warriors. Poderoso, con talento y con hambre, una combinación explosiva para un plantel que quiere el bicampeonato y gana 2-0 ante Quilmes de Mar del Plata.

Lo que produce San Lorenzo es lo que impacta. El conjunto del Boedo, que domina a sus rivales en el Polideportivo Roberto Pando, acumula una racha más que importante: lleva 11 triunfos consecutivos en postemporada, con 6 éxitos en fila en la temporada 2016 que lo llevaron al título y 5 conquistas en los playoffs 2017. "La verdad es que nosotros tenemos que, de alguna manera, demostrar por qué nos quedamos con el 1 de la Conferencia Sur. Además, llegamos con el equipo completo, debemos sostener este nivel, aunque sabemos que nada va a ser fácil", dijo Nicolás Penka Aguirre.

Para comprender mejor: el Ciclón tiene un grupo de jugadores de extrema experiencia y cuenta con una pieza determinante: Gabriel Deck. Este santiagueño de 20 años está parado sobre la competencia y no en de casualidad es que su nombre circuló en el Draft de la NBA y franquicias como Utah o Milwaukee, lo tienen bajo la lupa. Su potencia como equipo no está solo dentro de la cancha, con jugadores como Penka Aguirre, Marcos Mata, Matías Sandes, Jerome Meyinsse o Mathías Calfani, también es necesario leer que el autor intelectual es Julio Lamas, el próximo entrenador del seleccionado de Japón.

Ahora bien, ¿le tocó un rival simple? De ninguna manera, porque Quilmes de Mar del Plata, se transformó en lo impredecible. El talento desbocado de Eric Flor, con 46 puntos en la semifinal ante Ferro, representaban una amenaza real, pero el Ciclón lo redujo psicológicamente con la defensa de Aguirre. El equipo de Mar del Plata no se queda corto en recursos, porque Lucas Vildoza, es una joya de colección que ya es jugador de Baskonia y su apellido está dentro de las anotaciones de varios reclutadores de la NBA. Sin embargo, en los dos primeros juegos de la final del Sur no pudo imponer condiciones, y en el segundo partido hasta por momentos se lo dio impotente ante la defensa intensa de San Lorenzo.

Para seguir entendiendo de qué se trata esto que produce el Ciclón, además de haber eliminado a Gimnasia por 3-0 en las semifinales, en esta final con Quilmes, en el partido número dos, durante el segundo cuarto, le permitió anotar apenas 1 punto al equipo de Mar del Plata y lo obligó a cerrar el primer tiempo en tan sólo 15 puntos. Una marca tremenda.

Si bien todos saben que cuando la serie viaje a Mar del Plata (se jugará el tercer partido el 27 en el Polideportivo) será más complejo todo, el campeón de la Liga Nacional sabe de qué se trata jugar bajo presión porque le sobra experiencia. El entrenador Julio Lamas, es claro en su mensaje: "Desde que comenzó la competencia que nos dan como favoritos, estamos acostumbrados a eso. Por la camiseta, por la apuesta del club, es algo lógico. La verdad es que sabemos del poder de nuestros rivales, de lo peligroso que es Quilmes, sin embargo, entendemos que San Martín, que fue el 1 del Norte, es tan candidato como nosotros. Sabemos qué es lo que queremos para nosotros como grupo: ganar otra vez la Liga".

El clásico en Corrientes, sin respiro

La serie final del Norte, entre San Martín y Regatas promete un duelo largo e intenso. Los Remeros, como se los conoce a los de Regatas, pusieron los playoffs 1-1 y le metieron presión al equipo que fue número 1 en la temporada regular en el Norte. "Sabemos que debemos ser muy intensos en defensa si queremos quedarnos con esta final. Eso nos ayudó en toda la temporada y no podemos cambiar ahora porque ellos llegaron como los favoritos. Sabemos que todos los jugadores de San Martín tienen mucho goleo, pero queremos defender a Wood que es el arma fundamental de ellos", dijo Pablo Espinoza, que tomó 16 rebotes en el segundo juego para Regatas, en BasquetPlus. El tercer juego y cuarto juego se disputará en la cancha de Regatas y están programados para el sábado y lunes próximos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas