Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Enfrentamiento entre inquilinos y propietarios por una nueva ley para regular los alquileres

Los aumentos y las expensas, en el centro del debate; ayer, la iniciativa, que ya fue aprobada en el Senado, empezó a tratarse en Diputados

SEGUIR
LA NACION
Viernes 23 de junio de 2017
Enfrentamiento entre inquilinos y propietarios por una nueva ley para regular los alquileres
Enfrentamiento entre inquilinos y propietarios por una nueva ley para regular los alquileres. Foto: LA NACION / Fabián Marelli
0

¿Inquilinos versus propietarios? Así podrían sintetizarse las posiciones que se enfrentaron, ayer, en la Cámara de Diputados para intentar impulsar en una ley que regule el mercado de alquileres. Si bien ambos grupos reconocen que es necesario actualizar la norma, las posturas se contraponen a la hora de fijar el límite a la regulación.

Los inquilinos buscan que se restrinjan los aumentos, se controlen los precios y los gastos extra imputables al contrato. En tanto, las cámaras que representan a las inmobiliarias y a los propietarios reconocen que el ajuste permanente del precio es un problema en un contexto inflacionario y que puede dar lugar a situaciones abusivas. Sin embargo, advierten que una mayor protección para el inquilino puede significar a largo plazo que el precio de los alquileres suba porque menos propietarios ofrecerían sus unidades.

cerrar

Ayer, la comisión de Legislación General de Diputados convocó a una reunión para tratar el proyecto de ley que cuenta con media sanción del Senado (ver aparte). La iniciativa fue redactada por el Frente de Inquilinos Nacional (FIN) y presentada por la senadora del PJ-FPV, Silvina García Larraburu. El diputado de Pro Daniel Lipovetzky anunció que pondría en consideración un "proyecto alternativo" para suavizar el impacto de los cambios que traería la ley y para unificar y consensuar las distintas posiciones.

El proyecto aprobado en el Senado fijó los contratos de alquiler en tres años, en lugar de en dos, y contempló un mecanismo de actualización anual a través de un índice que surgiría de combinar el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) con el Coeficiente de Variación Salarial (CVS). Además estableció que las inmobiliarias no pueden cobrar más de un mes de comisión y que los propietarios no deben ajustar los precios cuando la inflación sea de menos del 10% anual. Las expensas extraordinarias quedan a cargo del propietario.

Algunos de los cambios que propuso ayer el oficialismo son: el alquiler se ajustará sólo por el índice de salarios y la indexación no estará atada a la existencia de los dos dígitos de inflación anual porque consideran que esta medida perjudica al propietario, que en dos años perdería casi el 20% de su capital. También propone reducir el monto del depósito de garantía, que hoy equivale a dos meses de alquiler, a un mes.

"Desde hace años los precios de los alquileres aumentan sin ningún tipo de parámetro y por encima de cualquier índice de inflación", apunta Gervasio Muñoz, de FIN. Y agrega: "Nuestro proyecto de ley genera reglas claras sobre las actualizaciones de los precios. Se desplaza al mercado inmobiliario de la toma de decisiones respecto a los aumentos y se genera un índice objetivo para aplicar a todos los contratos".

"Los aumentos en los alquileres, en este contexto inflacionario es hoy un problema real. No creo que deban ajustarse cada seis meses porque a nadie le sube el sueldo a ese ritmo. Tiene lógica que se ajusten una vez por año. Podría ser una opción como ajuste aplicar Unidad de Valor Adquisitivo [N.d.R.: la medida fue creada para ajustar hipotecas y se indexa por inflación]", dice Armando Pepe, presidente del Centro de Corredores Inmobiliarios.

"Siempre que el Estado quiso poner mano entre el propietario y locatorio salió mal. Hay que facilitar la vivienda a la gente, no adoptar medidas proteccionistas que encarezcan los alquileres", apunta Osvaldo Loisi, presidente de la Liga de Consorcistas. "Se debería legislar un cambio en el cobro de las expensas. A los inquilinos no hay que cobrarles ni expensas ni impuestos", agrega. El proyecto de Pro propone una modificación al Código Civil que establece que las expensas ordinarias están a cargo del locatario pero que puede desistir de pagar las extraordinarias si se trata de un bien de uso habitacional y cuando el valor del alquiler no supere las 840 UVA.

"Veo que los cambios que se impulsan le juegan en contra a propietarios e inquilinos. Establecer un contrato a tres años genera inestabilidad al propietario y va a hacer que decida retirar su propiedad del mercado. Hoy los alquileres no son un negocio rentable. Con menos oferta, van a subir los precios y así, tanto propietarios como inquilinos se van a ver perjudicados", apunta Germán Gómez Picasso, consultor de Reporte Inmobiliario.

La casa propia, en números

Según los datos del último censo, después de Santa Cruz, la Capital es la ciudad del país donde es menos probable ser propietario.

En 2001, se consignó que el 72% de los hogares porteños era ocupado por propietarios. Diez años después, el porcentaje mutó al 62,5%.

No sólo hubo cambios en los porcentajes. En el último censo se contabilizaron 43.252 dueños menos que ocupaban sus viviendas que hace una década. Entonces, había un inquilino cada tres propietarios (22%). En cambio, en la última medición, se registraron uno cada dos (31%).

En contrapartida, las provincias en las que es más probable ser dueño son: Santiago del Estero (86,2%), Catamarca (81,7%), Chaco y Tucumán (77,7%) y Misiones (76,9%).

Los números de la ciudad de Buenos Aires se acercan a los de países como Gran Bretaña, donde los inquilinos son el 30%, o Alemania, el 40%. En España, el 16%. Y en Nueva York, el 66%.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas