Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pase lo que pase, la mancha quedará sobre River

Viernes 23 de junio de 2017
LA NACION
0

River ya quedó marcado. No importa lo que sucederá mañana o pasado mañana con los boletines oficiales de la Conmebol ni con las sanciones a los jugadores. Que fueron uno, dos, tres o siete. Lo mismo dará. El reguero de versiones carcomió los primeros escalones del Monumental y, partir de ahora, todo estará bajo sospecha.

Es costumbre de la AFA manejar entre sombras los temas de comunicación. Evidentemente, la Conmebol comparte el déficit y, en ese sentido, nada cambió desde la asunción del paraguayo Alejandro Domínguez. Hasta no hace mucho, por un caso bastante distinto –es justo decirlo–, no se sabía si en la Copa Libertadores había ganado Chapecoense o Lanús, ya que los brasileños habían incluido aen el partido frente a los granates a un jugador suspendido: Luiz Otavio. Si la mente volara como un barrilete, a veces daría la sensación de que las cosas se hacen mal a propósito o que se calla adrede.

River está conmocionado y vive el peor momento desde aquel descenso a la B Nacional en junio de 2011. Son situaciones comparables por la parálisis que provocaron en las entrañas del Monumental. El tsunami cayó por primera vez sobre Rodolfo D’Onofrio, Enzo Francescoli, Marcelo Gallardo y todo el cuerpo técnico. Cuentan que, por momentos, nadie sabía cómo reaccionar ni qué decir frente a las versiones que llovían como granizo. Al final, las confirmaciones oficiales de doping recayeron sobre Lucas Martínez Quarta y Camilo Mayada. Hoy habrá más novedades en club que sólo sabe de malas a partir de la consagración de Boca.

La duda ya se instaló, como alguna vez lo estuvo en el tenis sobre Guillermo Cañas o Guillermo Coria. De poco servirán las explicaciones: si fue ventaja, error médico o sustancia para enmascarar. River quedará marcado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas