Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El detrás de escena de las horas más dolorosas del ciclo de Gallardo, que se mostró sentido como nunca antes

Durante los 55 minutos que duró la conferencia junto al médico Pedro Hansing, el entrenador millonario expuso toda su bronca y habló de "injusticias"; el predio de Ezeiza y el mundo River, revolución pura

Viernes 23 de junio de 2017 • 15:49
Gallardo se mostró al natural y expuso toda su tristeza por el momento que atraviesa River
Gallardo se mostró al natural y expuso toda su tristeza por el momento que atraviesa River. Foto: FotoBAIRES
0

A las 12.38, Marcelo Gallardo y Pedro Hansing ingresaron a la sala de prensa del River Camp de Ezeiza. Rodeados por 21 cámaras televisivas y más de 80 personas que esperaban por sus declaraciones, el director técnico y el médico del plantel tomaron sus asientos para afrontar la conferencia que duraría poco más de 55 minutos. Varias horas antes, las adyacencias del predio ya se encontraban repletas, en un escenario que no suele ser usual. Entre móviles periodísticos y curiosos que debieron quedarse afuera, el clima, tal como ayer en el Monumental, era espeso. Y la expectativa, demasiado alta.

Con pantalón negro, camisa celeste y blanca a cuadros, sweater azul y zapatillas marrones, al Muñeco se lo notó sentido desde un primer instante. Dolido como nunca y por momentos con los ojos muy brillantes, nunca tuvo la posibilidad de ocultar lo que le está pasando por estos instantes en su interior. Tras no poder conquistar el campeonato, y en el momento que más tranquilidad necesitaba para afrontar los octavos de final de la Copa Libertadores que comenzarán el 4 de julio en Asunción frente a Guaraní, los casos de doping de Lucas Martínez Quarta y Camilo Mayada -según el comunicado del club, por un suplemento contaminado- revolucionaron al mundo River de una manera que jamás se había dado en los tres años que lleva su ciclo.

El Muñeco habló de "injusticias" y no quiso opinar demasiado sobre lo futbolístico
El Muñeco habló de "injusticias" y no quiso opinar demasiado sobre lo futbolístico. Foto: FotoBAIRES

Gallardo tardó siete minutos en hablar, luego de delegar las dos primeras consultas en Hansing, quien llevaba puesto el camperón del club por encima de su ropa. Y la primera reacción fue enviarle un mensaje al hincha: "El médico del plantel está siendo bastante claro sobre lo que hemos vivido. Yo quiero llevar calma, al hincha, al simpatizante, al socio y al público en general. Han sido 24 horas bastante difíciles, de mucha preocupación e indignación, no solo por lo que ha sucedido sino también por lo que se ha dicho. Eso genera que se pongan en duda cosas que respectan a la integridad de los futbolistas y de todos los que integramos esa institución".

River está golpeado y sabe que le costará levantarse. El propio técnico confirmó que aún no ha podido analizar qué equipo pondrá ante Colón para jugar el domingo el último partido del torneo en Santa Fe, más allá de que ya está clasificado a la Copa Libertadores 2018. Es que el panorama, a pesar de que solo serían sancionados por tres meses Martínez Quarta y Mayada, es completamente impensado y aparece en una fecha incómoda. Por eso, al DT se lo vio muy afectado, hablando de "bronca", "tristeza" e "injusticias" y destacando que son las horas más complicadas desde que asumió en junio de 2014.

"Esto es ajeno a lo que uno puede manejar. Hemos vivido muchísimas situaciones, buenas y malas desde lo deportivo. Pasamos por momentos difíciles, que escapaban al juego también. Pero estos casos generan estupor, sorpresa e indignación. Conocemos nuestro proceder y no hemos modificado nada, por eso duele. Pero tenemos la conciencia tranquila de que hemos actuado siempre de la misma forma. Afrontaremos lo que toque y buscaremos la solución, para limpiar el nombre de todos los que somos parte de la institución. He confiado en Pedro y lo seguiré haciendo", comentó.

Durante toda la conferencia, buscó alejarse de lo futbolístico y hasta se molestó frente a algunas consultas, como por ejemplo sobre la posibilidad de negociar con Valencia por Enzo Pérez -aunque admitió que interesa-, las chances de los regresos de Alejandro Domínguez y Leonel Vangioni o la continuidad del juvenil Alexander Barboza tras el vencimiento de su préstamo en Defensa y Justicia, entre otras.

Gallardo y Hansing, durante la conferencia que duró 55 minutos
Gallardo y Hansing, durante la conferencia que duró 55 minutos. Foto: FotoBAIRES

"Me suena difícil hablar de cosas que no me parecen tan importantes ahora. Por respeto, contesto las preguntas deportivas, pero el foco de atención está en la palabra de Pedro (Hansing) para tratar de aclarar un poco lo que se venía hablando. Hay algunas cosas que tienen sentido comentarlas y otras no, como esto por ejemplo. No he hablado con ninguno de los futbolistas. Solo vino Vangioni de visita y me saludé, pero nunca hablé del tema de volver. Y con el Chori ni siquiera he hablado", disparó, y solo se detuvo, un poco más de tiempo, para confirmar la partida de Sebastián Driussi a Zenit de Rusia, en una transacción que le dejará 15 millones de euros al club.

Ahora, vendrán momentos donde River buscará tranquilidad. La misión será refugiarse en las fibras más íntimas de un plantel que debe reponerse rápidamente tras la tormenta que todavía no se despejó. Luego del partido del domingo, los jugadores tendrán día libre el lunes y el martes, y ya el miércoles comenzarán la puesta a punto para jugar ante Guaraní. Recién el miércoles 5 de julio iniciarán sus vacaciones y retornarán 10 días después para la pretemporada, que puede tener un viaje incluido a Estados Unidos entre el 20 y el 30 del mismo mes. La vuelta de los octavos de final será el martes 8 de agosto.

A la espera de las llegadas inminentes de Germán Lux -libre de Deportivo La Coruña de España y Javier Pinola -pagarán 1 millón y medio de dólares por la cláusula de recisión que tiene en Rosario Central-, más los nombres que ya comienzan a sonar para reemplazar a Driussi -como Darío Cvitanich, por ejemplo-, el paso del tiempo apremia: hay seis cupos disponibles para modificar en la lista de la Libertadores y el límite es el 2 de julio, 48 horas antes del encuentro en Paraguay.

A pesar de desnudar a pleno sus emociones, el Muñeco decidió apuntar a buscar fuerzas "de donde sea" y a creer que el grupo saldrá adelante aún más fuerte y convencido. "Debemos seguir con la tranquilidad y la convicción de todos estos años. No vamos a modificar nada por el momento que estamos viviendo. No vamos a cambiar en absoluto nada que tenga que ver con lo profesional, vamos a seguir encarando todo de la misma manera. Y nos vamos a hacer más fuerte, en definitiva estas injusticias nos van a retroalimentar para sacar fuerzas de donde sea y así seguir consolidándonos como grupo y equipo, pensando en lo que viene con la misma decisión", remarcó el DT.

Minutos después, a las 13.33, se retiró junto a Hansing, escoltado por la seguridad y regresó a su oficina de trabajo en el predio. No hay más tiempo que perder.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas