Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mar del Plata: un policía secuestró a una conductora embarazada para llevar a su sobrina al hospital

En el camino le disparó a los autos que no le permitían pasar; fue detenido y separado de la fuerza

Viernes 23 de junio de 2017 • 16:01
SEGUIR
LA NACION
0

MAR DEL PLATA.- Fuera de sí porque su pequeña sobrina se había descompensado y no tenía en qué llevarla hasta el hospital, un policía salió a la calle, obligó a una mujer embarazada a que los lleve en su automóvil y, en el camino, como otros vehículos paraban en los semáforos, les disparó varias veces con su arma reglamentaria para que los dejaran pasar.

Una patrulla los interceptó y los efectivos fijaron prioridades: permitieron el arribo rápido de la menor al Hospital Materno Infantil, donde la atendieron y está fuera de peligro. La conductora secuestrada tuvo que ser atendida allí, desvanecida por los nervios. El oficial responsable de este insólito episodio quedó detenido y fue desafectado de la fuerza.

La identidad del acusado no trascendió, pero sí se pudo saber que se trata de un policía asignado a una comisaría de la vecina localidad de Ayacucho, que estaba aquí de visita. Autoridades de la fuerza ya lo separaron del cargo y dispusieron intervención en el caso del área de Asuntos Internos.

Los médicos que atendieron a la pequeña confirmaron que está fuera de peligro y que el cuadro que presentaba era una derivación de una gastronenterocolitis. La automovilista que estuvo privada de su libertad durante este periplo también quedó bajo cuidado profesional.

La recorrida desatinada comenzó en Bosch y Carasa, en el barrio Termas Huinco, al Sur de la ciudad. El policía apuntó al primer vehículo que se cruzó, que fue el de esta mujer que estaba embarazada. La obligó a conducir mientras él asomaba medio cuerpo por la ventanilla del acompañante, exigiendo que los otros automovilistas liberaran el paso. Cuando el tránsito fue un obstáculo, no dudó en disparar. Dos vehículos presentan perforaciones en la carrocería, producto de las balas.

El fiscal Fernando Castro quedó a cargo de la investigación. Mantiene detenido al oficial bajo cargos de privación ilegítima de la libertad agravada, además de otros cargos que se agregarían a medida que prospere la causa.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas