Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En la semana el maíz perdió un 6,83% de su valor por la mejora del clima en EE.UU.

cereales. Ayer el grano grueso se cotizó a $ 140,84 en Chicago, con una baja de US$ 1,97%; en Rosario la demanda pagó $ 2100

SEGUIR
LA NACION
Sábado 24 de junio de 2017

El valor del maíz completó ayer la quinta rueda bajista consecutiva en la Bolsa de Chicago y acumuló una pérdida semanal del 6,83%, como consecuencia de la mejora en las condiciones climáticas vigentes para las zonas productoras de granos gruesos de los Estados Unidos, donde el cereal del ciclo 2017/2018 inicia sus primeras etapas de desarrollo.

Al cierre de los negocios, las pizarras de la plaza estadounidense reflejaron quitas de US$ 1,97 y de 2,07 sobre los contratos julio y septiembre del maíz, cuyos ajustes resultaron de 140,84 y de 143,89 dólares. En el balance de la semana, estas posiciones retrocedieron un 6,83 y un 6,76% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 151,17 y de 154,32 dólares por tonelada.

Según el relevamiento diario de la agencia Reuters, los fondos de inversión especuladores liquidaron unos 65.000 contratos de maíz en las cinco ruedas de negocios, equivalentes a poco más de 8,25 millones de toneladas. Así, estos grandes jugadores del mercado le restaron al cereal casi toda la prima de riesgo climático construida durante buena parte de la primera quincena del presente mes.

Por aquellos días los reportes meteorológicos auguraban tiempo seco y temperaturas por encima del promedio sobre el Medio Oeste de los Estados Unidos. Sin embargo, esas condiciones fueron efímeras y dejaron pasó a un clima más favorable para los cultivos, con lluvias regulares y marcas térmicas normales para la época del año, condiciones que se mantendrían durante los próximos 15 días. Entre los operadores de Chicago ayer hubo consenso respecto de que la proporción de cultivos de maíz en estado bueno/excelente será elevada pasado mañana por el USDA en su informe semanal, como mínimo, del 67 al 68 por ciento.

Pero no sólo el clima fue bajista para los precios del maíz. El valor del petróleo, que influye sobre la industria de los agrocombustibles, cayó en la semana un 4,24%, de 44,78 a 42,88 dólares. Además, las monedas de Brasil y de la Argentina, dos de los principales competidores en el mercado externo, se devaluaron, lo que implicó una mejora en la competitividad de sus materias primas, en detrimento de los granos estadounidenses. En detalle, el real y el peso cayeron un 1,52 y un 0,85% frente al dólar.

Por último, el viernes próximo el USDA publicará su informe trimestral sobre las existencias estadounidenses de granos al 1º de junio y el promedio de las estimaciones privadas ubicó el stock de maíz en 130,13 millones de toneladas, por encima de los 119,66 millones vigentes un año atrás.

Para la soja el balance del segmento comercial también resultó bajista en la Bolsa de Chicago. Ayer el cierre evidenció leves altibajos, dado que mientras la posición julio sumó US$ 0,18 y quedó con un ajuste de US$ 332,35, el contrato noviembre perdió US$ 0,82 y terminó la jornada con un valor de US$ 334,74. En el balance semanal estas posiciones resignaron un 3,68 y un 4,11% frente a los 345,03 y a los 349,07 dólares vigentes el viernes anterior.

A todos los fundamentos negativos que afectaron al maíz se debe sumar que la campaña de soja 2017/2018 en los Estados Unidos cuenta con casi 2,5 millones de hectáreas adicionales a las que durante el ciclo 2016/2017 dejaron una producción récord histórica de 117,21 millones de toneladas.

En cuanto al trigo, que venía de dos semanas consecutivas con alzas superiores al 4%, fue el producto que mejor pudo sobrellevar la corriente bajista, pero no pudo evitarla. Ayer la posición julio en Chicago y en Kansas perdió US$ 0,55 y 1,29, en tanto que su ajuste fue de 168,93 y de 170,58 dólares. En el balance del segmento comercial, dicho contrato retrocedió un 1,18 y un 1,95% frente al valor del viernes anterior, de 170,95 y de 173,98 dólares.

Mercado local

En la plaza doméstica los precios del maíz se mantuvieron estables ayer, dado que los exportadores ofrecieron $ 2100 por tonelada para el Gran Rosario; $ 2250 para Bahía Blanca, y $ 2150 para Necochea. No obstante, todos estos valores quedaron por debajo de los vigentes una semana atrás, de 2150, 2300 y de 2250 pesos, respectivamente.

Los contratos julio y septiembre del maíz en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) bajaron ayer US$ 1,20 y 2,20, al cerrar con ajustes de 132,80 y de 137 dólares.

Por tonelada de soja las fábricas ofrecieron $ 3650 para la zona del Gran Rosario, sin cambios respecto del jueves. Si bien la caída semanal fue de sólo $ 50, del lado de los vendedores costó aceptar que pocas jornadas atrás el precio de la oleaginosa era de $ 4000. Por esto los volúmenes comercializados fueron muy bajos.

En el Matba, las posiciones julio y noviembre de la soja bajaron ayer US$ 0,30 y 1,20, en tanto que sus ajustes fueron de US$ 235,50 y de 244.

El trigo se cotizó sin cambios en Necochea, a $ 2700, mientras que en el Gran Rosario y en Bahía Blanca se negoció a $ 2600 y a $ 2670, con quitas de 50 y de 30 pesos por tonelada.

Por trigo de la nueva cosecha los exportadores ofrecieron entre 165 y 170 dólares por tonelada.

Todo para abajo en el mercado de granos

-6,83%

maíz

Tras cinco ruedas bajistas consecutivas, el valor del maíz en Chicago terminó la semana con un quebranto del 6,83%, al pasar de 151,17 a 140,84 dólares

-3,68%

soja

El saldo también fue adverso para el valor de la soja en el mercado externo, que cayó un 3,68% al variar de US$ 345,03 a 332,35

-1,95%

trigo

Tras dos semanas seguidas con subas superiores al 4%, el trigo cerró el segmento con una baja del 1,95% en la Bolsa de Kansas, al pasar de 173,98 a 170,58 dólares

Te puede interesar