Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Secuestro múltiple y simulacro de ejecución

Dos delincuentes fueron capturados tras el rapto de dos amigos

Sábado 24 de junio de 2017

"Después de pegarme e insultarme porque no estaba conforme con la plata que había pagado mi familia como rescate, el delincuente me hizo arrodillar. Entonces, me tapé los oídos, no se si cargó el arma. Me apoyó el cañón en la cabeza y luego, sobrevino un ruido fuerte y seco. Pero el arma no se disparó. El asaltante simuló que me fusilaba. Ya estaba jugado", recordó Jonathan, uno de los dos amigos que fueron víctimas de un secuestro múltiple en La Tablada.

Tanto Jonathan como su vecino, José, fueron liberados después que sus familiares llevasen en dos oportunidades los rescates debido a que los secuestradores no quedaron conformes con el pago inicial de 6000 pesos, una consola de PlayStation y una tablet. Los delincuentes sólo liberaron a los amigos cuando la familia pagó un segundo rescate de 10.000 pesos en la zona de General Paz y Riccheri.

Según relataron ambas víctimas, el secuestro múltiple ocurrió el miércoles, minutos después de las 22, frente a la panadería de José Carbone, situada en Helguera y Bolívar, de La Tablada, cuando estaba con su amigo, identificado como Jonathan, quien había ido a mostrarle el automóvil Peugeot 308 que recientemente se había comprado.

En esas circunstancias, unos cinco ladrones a bordo de un Chevrolet Corsa, apoyados por otros dos que iban a pie, se acercaron a los hombres y a punta de pistola se los llevaron cautivos en el Peugeot, seguidos por el otro vehículo.

Los delincuentes se apoderaron de las pertenencias de las víctimas y luego les exigieron los números de teléfono de sus familiares, a quienes comenzaron a llamar para pedir rescate a cambio de liberarlos.

En principio, los delincuentes exigieron 100.000 pesos de rescate y le indicaron a la mujer de uno de los amigos que debía dejarlos adentro de una bolsa en la esquina de Helguera y San Martín, a pocas cuadras de donde había comenzado el secuestro.

Más tarde, cuando volvieron a llamarla, la mujer les dijo que sólo había logrado reunir 6000 pesos, una PlayStation, tres teléfonos celulares y una tablet para entregarles en el lugar indicado, lo que finalmente hizo.

Los secuestradores llamaron también a la familia de la otra víctima, a quien le pidieron otra suma de dinero para que entregara en el cruce de General Paz y Riccheri. Las fuentes explicaron que la familia llevó a ese lugar 10.000 pesos y algunos objetos de valor. Tanto Carbone como su amigo fueron liberados en Villa Lugano, alrededor de la 1.

Carbone recordó que los captores les decían que no estaban preocupados por los patrulleros, porque estaban "arreglados con ellos". Ayer por la mañana, un grupo de policías bonaerenses apresaron a dos de los integrantes de la banda, de 23 y 37 años, en el asentamiento conocido como Puerta de Hierro y en Villa Celina, en La Matanza

Te puede interesar