Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Disparos a bordo de un colectivo

Sábado 24 de junio de 2017
0

Para el chofer de la línea 111, Hugo Amarilla, la diferencia entre la vida y la muerte fueron los 90 centímetros que separaron su cuerpo del tablero del colectivo donde pegó el balazo que le disparó un delincuente durante un asalto en la zona de la villa Loyola, en el límite entre los partidos de San Martín y Vicente López.

A raíz del ataque contra el colectivero, el quinto hecho de esas características en una semana, cuatro líneas que comunican la zona noroeste del conurbano con el centro porteño dejaron de circular. Las colectiveros líneas 111, 127, 78 y 87 reclamaron medidas de seguridad que eviten la repetición de asaltos.

Ayer el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, se reunió con dirigentes de la UTA, con colectiveros y con el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, para definir un plan de acción contra los robos. Y se informó que la policía bonaerense empezó a controlar a pasajeros en colectivos.

El violento episodio sucedido ayer poco antes de las 5 tuvo como escenario la esquina de avenida De los Constituyentes y Mitre, frente al predio de Tecnópolis. En ese lugar, un supuesto pasajero se colocó una capucha y apuntó con un arma al colectivero. El ladrón comenzó a robar a los pasajeros que estaban en primeros asientos, pero cuando una mujer le dijo que no tenía plata, amenazó con matarla. El colectivero intento intervenir y el delincuente disparó antes de fugarse.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas