Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Denunció que su esposa lo golpeaba, pero en la comisaría se burlaron de él: murió de un puntazo en el corazón

La mujer, Claudia Moya, está detenida, acusada de homicidio

Sábado 24 de junio de 2017 • 11:11
Alfredo Turcumán y Claudia Moya
Alfredo Turcumán y Claudia Moya. Foto: Facebook

Alfredo Turcumán (28) murió el jueves en San Juan tras haber recibido un puntazo en su corazón. Su mujer, Claudia Moya (23), está detenida, por orden del juez Benedicto Correa, acusada de homicidio.

La mujer tenía antecedentes de violencia y había sido denunciada por Alfredo, pero la comisaría no tomó su denuncia. "Sos un maricón", le dijeron.

Turcumán y Moya estaban casados y la mujer está embarazada. Según relataron familiares de Turcumán al medio Tiempo de San Juan, "la pareja llevaba una relación conflictiva y con episodios violentos".

Según Diario de Cuyo, Alfredo también había sido denunciado por su pareja por una de esas peleas.

"Un accidente"

Cuando Turcumán recibió el puntazo, fue trasladado al Hospital Rawson. La versión de Moya fue que había ocurrido "un accidente": el hombre estaba arreglando una puerta y se habría lastimado con un cuchillo.

Fuentes del caso señalaron sin embargo que la herida de Turcumán en el pecho era demasiado profunda. Además, al presentarse al hospital, tenía lesiones en el rostro y cuero cabelludo, y un rasguñón en la espalda.

Por otro lado, una inspección ocular en la casa de la pareja, en la calle Abraham Tapia, en Trinidad, San Juan capital, reveló que la puerta estaba en perfecta condiciones.

Fuentes de la comisaría indicaron que la mujer ya había acuchillado a su primera pareja, y que también tuvo problemas con el padre de su segunda hija.

Según Diario de Cuyo, Moya habría admitido ante la Policía que ella acuchilló a Turcumán, pero en defensa propia.

"Que encuentres paz"

Ayer, la hermana de Alfredo, Luján Turcumán, publicó en Facebook el siguiente mensaje para despedir a su hermano: "Te acompañé hasta el último día, esa es mi paz. Que Dios te cuide mientras nos esperas arriba".

"Una parte nuestra se va con vos y una parte tuya queda con nosotros, no se supone que fuera así", dijo.

Te puede interesar