Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Caso Dalmasso: renunció el fiscal que acusó al viudo por el crimen

La decisión fue sorpresiva; faltaba poco tiempo para elevar la causa a juicio a casi 11 años del asesinato

Sábado 24 de junio de 2017 • 13:28
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Nora Dalmasso fue asesinada en noviembre de 2006
Nora Dalmasso fue asesinada en noviembre de 2006. Foto: Archivo

CÓRDOBA.- A casi 11 años del crimen de Nora Dalmasso en su casa de Río Cuarto la causa corre el riesgo de empantanarse otra vez tras la renuncia, de manera sorpresiva, del fiscal Daniel Miralles. En marzo del año pasado fue quien procesó al viudo Marcelo Macarrón como presunto asesino y hace unos días ratificó sus sospechas después de recibir nuevas pruebas de ADN.

Ayer los defensores de Macarrón -Marcelo Brito, ex fiscal general de Córdoba, y Gustavo Liebau- iban a recursarlo por adelantar su criterio para elevar la causa a juicio y por no considerar elementos suficientes los que, a criterio de los abogados, prueban que Macarrón estaba en Uruguay el día del asesinato.

El fiscal no les dio tiempo; renunció minutos antes. Esta semana Miralles, en base a nuevas pruebas genéticas, afirmó que el empresario Miguel Rohrer -sobre quien la defensa de Macarrón sembró sospechas- no tenía nada que ver con el crimen.

La recusación de Miralles ingresó después de su pedido de apartamiento. El lunes el jefe de fiscales, Jorge Medina, resolverá su situación.

Miralles basó la imputación de Macarrón en la prueba del ADN del semen encontrado en la parte externa del cuerpo de Dalmasso (a la que el fiscal calificó de "irrefutable") y en un período de tiempo en el que nadie habría visto al hombre en Punta del Este. "La presencia genética del imputado es muy grande en la escena del crimen, lo que lo coloca como el principal sospechoso", repitió el lunes.

El 26 de noviembre de 2006 Dalmasso, de 51 años, fue asesinada en su casa del barrio Villa Golf. Macarrón participaba de un campeonato de golf en Punta del Este; la hija estaba en Estados Unidos y el hijo, Facundo, en Córdoba.

Desde el primer día el caso fue escandaloso; en 2007 cayeron varios funcionarios provinciales (algunos por estar mencionados en la causa y otros por problemas en la investigación); el fiscal Javier Di Santo ordenó detener al pintor Gastón Zárate, quien había trabajado en la casa del Golf. Los riocuartenses marcharon pidiendo la libertad de "el perejil".

Tiempo después, Di Santo imputa a Facundo, el hijo de Dalmasso, por abuso sexual sin acceso carnal y homicidio de su madre; no lo detiene.

En mayo de 2015 Di Santo -cuestionado por el Observatorio de Derechos Humanos de Río Cuarto- se aparta de la causa para "darle transparencia al proceso". Un año estuvo la causa sin fiscal.

En marzo del año pasado, cuando Miralles imputó al viudo, la causa dio un giro. Después de trabajar un año pidiendo pruebas a Uruguay para establecer si hay una ventana horaria en que Macarrón pudo haber viajado a Río Cuarto, pedir la reconstrucción 3D del crimen, y ordenar nuevos ADN terminó renunciando. Dijo que se sentía "agraviado" por Brito, quien lo calificó de "inoperante". Una razón difícil de creer.

La madre de Nora, querellante en la causa, lleva un año sin abogado. Todo indica que, con el apartamiento de Miralles, la investigación se frenará nuevamente; justo cuando se estimaba que en un mes o dos más se elevaría a juicio.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas