Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Italia, en alerta por una ola de calor con temperaturas récord y sequía

En varias ciudades la sensación térmica supera los 40°C y no lluevedesde hace meses; varias regiones reclaman que se declare el estado de calamidad natural

SEGUIR
LA NACION
Domingo 25 de junio de 2017
En un restaurante romano, el ventilador rocía agua para refrescar a los comensales
En un restaurante romano, el ventilador rocía agua para refrescar a los comensales. Foto: AFP / Vincenzo Pinto
0

ROMA.- Tomar mucha agua. Comer frutas y verduras. No salir en horas pico. No lavar el auto, no regar jardines, no derrochar agua. Son las recomendaciones de estos días en Italia, sacudida por una ola de calor récord y una sequía sin precedente.

Debido a que la oleada de calor alcanzó un nivel 3, que indica una emergencia con el máximo nivel de riesgo para toda la población, el Ministerio de Salud italiano decretó alerta roja.

"Los posibles efectos negativos en la salud pueden manifestarse también en personas sanas y activas, no sólo en personas bajo riesgo como los ancianos, los chicos muy pequeños y las personas con enfermedades crónicas", advirtió.

Luego de una semana bochornosa, los pronósticos indicaban que este fin de semana las cosas no mejorarían, con 10 millones de italianos a merced de sensaciones térmicas superiores a los 40°C. En la lista de las diez ciudades que se convirtieron en virtuales hervideros, al margen de esta capital, se encuentran Boloña, Bolzano, Perugia, Torino, Ancona, Campobasso, Firenze, Brescia y Pescara.

Según los expertos, la primavera que concluyó el miércoles pasado fue una de las más cálidas desde el inicio de los relevamientos, en el año 1800. Y la tercera más seca, con menos del 50% de lluvia.

El calor anómalo de estos días, superior también en 8°C respecto de los promedios de este período, también puso en alerta anticipada a los bomberos.

"El pico de incendios que antes se registraba sólo en pleno verano este año llegó en junio", explicó Angelo Porcu, vicedirector de emergencias.

Pero el problema no es sólo el calor, sino también una terrible sequía por falta de lluvias desde hace meses. Tanto es así que diversas regiones italianas, como Cerdeña y Lazio, reclamaron al gobierno que se declare el estado de calamidad natural. "Debemos tutelar de la mejor forma posible el sector agrícola de las regiones golpeadas por la sequía, porque se trata de la áreas más importantes a nivel productivo de nuestra agricultura", afirmó el ministro de Agricultura, Maurizio Martina, que prometió dinero para paliar el desastre.

La sequía y la consiguiente falta de agua afecta especialmente a Roma, donde la alcaldesa, Virginia Raggi, firmó una ordenanza que prohíbe derrochar agua potable, permitiendo solamente su uso doméstico. Desde ayer está prohibido lavar el auto, regar el jardín o llenar piletas. El lago de Bracciano -que queda unos 37 kilómetros al norte de esta capital y es famoso porque en el castillo de esa localidad se casaron en 2006 Tom Crusie y Katie Holmes- es una fuente importante de la red hídrica. Su nivel está cada vez más bajo, pero no es el único. También el río Po, el más importante de Italia, que atraviesa la llanura padana, ostenta un nivel inferior de más de 1,5 metros con respecto al del año anterior en el mismo períodos.

"La disminución de las precipitaciones en más del 90% respecto de los años precedentes crea un problema enorme para las necesidades de agua de nuestras empresas agrícolas", explicó un consorcio de Parma, en Emilia Romagna. En el sector del tomate la situación es dramática, así como para las vides de la Toscana, los olivares de Puglia y muchos otros productos.

Debido a la sequía, se prevén daños a la agricultura en torno a los 1000 millones de euros, según estimó la asociación de empresarios agrícolas Coldiretti.

En un escenario por supuesto relacionado a los peores efectos del cambio climático, se estima que el nivel de todos los ríos y lagos jamás fue tan bajo en Italia en los últimos diez años.

"Pero la emergencia de sequía ya había sido ampliamente anunciada", dijo Anna Luisa, experta en desertificación del Instituto para la Protección y la Investigación Ambiental. "Basta pensar que ya en 2015 hubo áreas de Italia donde no llovió durante 100 días consecutivos, que son las mismas donde hoy se registra la emergencia", agregó la experta.

En este marco apocalíptico, algunos expertos pusieron en el banquillo a la red hídrica del país, tan vieja y abandonada que derrocha agua: muchos acueductos son como coladores que pierden cuatro litros sobre diez, denunció ayer un artículo del diario La Repubblica. Se estima que para renovarla harían falta inversiones del orden de los 5000 millones de euros.

Europa, agobiada

33,9°C

En Londres

Esta semana la temperatura en la capital británica alcanzó su nivel récordpara junio desde 1976

56,5%

Reservas de agua

Las reservas de aguaen España están casia la mitad, el nivel másbajo desde la gran sequía de 1995

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas