Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Paula Forteza: "Macron me entusiasmó porque en los partidos tradicionales no hay sitio para los jóvenes"

La política franco-argentina, elegida diputada por el partido del presidente francés como representante de los residentes en América latina, quiere aportar un estilo emprendedor

SEGUIR
LA NACION
Domingo 25 de junio de 2017
Foto: Leonardo Antoniadis

PARÍS.- Cuando termine este fin de semana, Paula Forteza no solo conocerá todos los secretos del trabajo de un diputado francés, sino que sabrá incluso dónde estará su banca en el hemiciclo y su despacho ubicado en el suntuoso Palacio Borbón, sede de la Asamblea Nacional francesa.

A los 30 años, esta encantadora franco-argentina, nacida en París, pero que pasó su infancia y gran parte de su vida adulta en la Argentina, es uno de los 308 flamantes diputados elegidos en las legislativas del 11 y 18 de junio por el movimiento La República En Marcha (LREM), del presidente Emmanuel Macron .

Forteza, que reemplaza en ese puesto al franco-chileno Sergio Coronado (Francia Insumisa-Ecologistas), se ocupará durante los próximos cinco años de representar a los 100.000 franceses residentes en América latina.

Joven emprendedora atraída por la política desde su adolescencia, la flamante representante fue escogida como candidata de LREM recién en mayo. Con tan escaso margen de tiempo, desde ese momento la campaña no le dio respiro.

"Fue muy intenso: viajamos a 11 ciudades de los 33 países que cubre mi circunscripción. Calculo que habremos hecho unos 47.000 kilómetros. La campaña de los diputados que representan a los franceses en el exterior no tiene nada que ver con una campaña tradicional", explicó a LA NACION en París.

Su candidatura, en todo caso, se concretó a través de una plataforma online abierta, en la que cualquier ciudadano podía postularse. A partir de las 15.000 aplicaciones que hubo, una comisión del LREM seleccionó a los candidatos que integraron la lista. Pero lo novedoso no terminó ahí.

Como el flamante partido de Macron nunca tuvo diputados en la Asamblea, tampoco tenía fondos para financiar a sus candidatos. En consecuencia, cada uno de ellos tuvo que costear su propia campaña.

"Invertí alrededor de 30.000 euros, que el Estado francés me devolverá en parte después de unas gestiones bastante complicadas", reconoce.

Forteza nació en Francia en el seno de una familia argentina. Hija de un consultor y de una artista, la familia volvió a la Argentina cuando ella tenía siete años. En Buenos Aires hizo sus estudios primarios y secundarios en el liceo franco-argentino Jean-Mermoz. Cursó una licenciatura en la Universidad Torcuato Di Tella y a los 23 años regresó a París para finalizar sus estudios en el prestigioso Instituto de Estudios Políticos (Sciences Po).

Por entonces ya hacía varios años que hacía política. En 2007 participó en la creación del Partido Socialista (PS) francés en la Argentina.

-¿Por qué abandonaste el PS? ¿Qué te desilusionó?

-La forma de hacer política. En los partidos tradicionales no hay sitio para los jóvenes. Los puestos están siempre destinados a los mismos cuadros, los profesionales de la política.

-¿Eso fue lo que te entusiasmó de Macron?

-Sí. Y que tiene una visión sistémica de la política. Me gustó esta idea de renovación, de modernización de la economía manteniendo la protección social, el apoyo a los emprendedores. Creo que fue lo que le sucedió a mucha gente de mi edad. Poder volver a creer, sentir que uno tiene la posibilidad de participar.

La semana pasada Forteza entró por primera vez a la Asamblea Nacional donde, como parte de los 577 diputados, tendrá la gigantesca responsabilidad no solo de debatir, enmendar y votar las leyes de la República, sino que -contrariamente al Senado- tendrá autoridad para derrocar al gobierno.

"Es difícil explicar la emoción que sentí cuando entré. Sentí una energía particular. Es una nueva vida que comienza", reconoce. Este fin de semana, LREM organizó un seminario en la Asamblea para explicar a todos sus diputados en detalle el trabajo que les espera.

"Hay tanta gente que llega de la sociedad civil que es realmente necesario. Sobre todo, aprender la importancia del trabajo en equipo. El martes [pasado mañana] será la sesión de apertura. Solo me quedará terminar de formar mi equipo de asistentes y comenzar a trabajar", afirma con entusiasmo.

Su agenda de trabajo ya está claramente definida. "Estará centrada en varios objetivos principales. A nivel nacional, se sumará al esfuerzo de renovación política y económica que impulsa Macron. Como representante de los franceses en América latina trataré de impulsar el «emprendedorismo» con iniciativas como extender la red French Tech, con hubs latinoamericanos; la educación, donde trataré de asegurar la subvención de los liceos; la protección social, por ejemplo mediante la digitalización de todos los trámites consulares, y la renovación política, facilitando el diálogo directo entre los expatriados y los representantes en Francia", detalla.

Pero la intensa tarea que espera a Forteza no termina ahí, porque los diputados que representan en la Asamblea a los franceses en el exterior tienen una responsabilidad suplementaria.

"Se agrega una función diplomática. Y eso me entusiasma mucho. La semana pasada, ni bien nombrada, tuve que participar en la recepción oficial del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en el palacio del Elíseo", contó.

Como todos los diputados de los franceses en el exterior, Forteza estará en París durante tres semanas al mes. La cuarta se instalará en algún punto de su circunscripción de 22,2 millones de km2 que, desde la frontera norte con Estados Unidos hasta Ushuaia, incluye también el Caribe.

En esta nota:
Te puede interesar