Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tomás Passaro, el joven multiuso que sobresale en el invicto CUBA

Con 2,02 metros y 90 kilos, juega de wing y hace de todo: tries, goles, participación en line-outs y relevos a forwards; a los 21 años, es figura en la renovación del equipo que le ganó el clásico a CASI: 26-6

Domingo 25 de junio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Tomás Passaro, en acción en el clásico ante el CASI
Tomás Passaro, en acción en el clásico ante el CASI. Foto: Rodrigo Néspolo

La escena despertó la atención de todos en la Catedral. Tomás Passaro encaró hacia el in-goal y apoyó tras unas cuantas zancadas. Minutos después, tomó la pelota para patear al touch, y más tarde, para una conversión. Se metía a la hilera en cada line-out. ¿Algo más? Sí: se paraba como 9 para lanzar una jugada de scrum y también se formaba como octavo para cubrir a un compañero que había salido amonestado. Definidor, pateador, saltador y lanzador. El joven de 21 años fue la nota llamativa de este CUBA que superó a CASI por 26 a 8 y se mantiene como líder invicto del Top 12 de la URBA.

"Nos gusta mucho plantear desafíos a los jugadores, y podemos hacerlo porque tienen mucha capacidad. Son inteligentes y tienen voluntad de aprender", opinó Esteban Lasala, head coach del club de Villa de Mayo. Tanta acción le pasó factura al back, que abandonó la cancha entre exhausto y mareado.

Sus 2,02 metros son una tentación para tenerlo como opción en el line. Y más teniendo en cuenta que "Ate" se formó como segunda línea hasta la división menores de 20, su último año en juveniles. Un día, según contó entre risas, se cansó y fue al bando de los backs. "Como me había pasado a wing jugaba en el equipo C. De a poquito fui subiendo y me dieron la oportunidad", recordó quien tiene al golf como su segundo deporte y ostenta un más que respetable 2 de handicap.

Estuvo lejos del camino que hace la clásica promesa de club. No tiene antecedentes en seleccionados juveniles. Tampoco un debut precoz: ocurrió ya en su tercer año en el plantel superior, hace poco más de un mes, frente a Los Tarcos y por el repechaje del Nacional; ese día fue el encargado de patear a los palos, otra función desconocida. "Siempre practiqué pero nunca fui pateador", contó. Ante CASI se hizo cargo de una conversión en un bache entre la lesión de Santiago Viacava y el ingreso de Juan Cruz González.

El de la 8ª fecha no fue el mejor desempeño del líder del Top 12. La pasó mal en muchos pasajes ante un rival que presentaba cinco caídas en fila. La diferencia llegó más por acciones individuales que por volumen de juego. El primer try nació de una buena maniobra de Lucas Maguire que terminó en la corrida de Passaro. Cuando el local era superior, Joaquín Hardoy leyó una jugada e interceptó para irse abajo de los palos; Benjamín Miguens anotó el tercer try con una entrada perfecta por el centro.

Los de Villa de Mayo resistieron con la vehemencia como bandera y destrozaron mentalmente a un adversario talentoso pero inexperto. El octavo triunfo seguido iguala una marca de CUBA de 2014, a dos de la racha del histórico 2013, cuando el club puso fin a 43 años sin títulos.

Si bien no empezó el Top 12 como titular, Passaro es una de las caras de la renovación: suma 21 puntos (tres tries y tres goles) en seis partidos. "Ate tiene mucho potencial y puede ser un jugador de seven con mucho futuro", observó Lasala. El wing participó en algunos ensayos con Pumas 7s en agosto pasado y hasta jugó un torneo en Viña del Mar. No pasará mucho tiempo hasta que Santiago Gómez Cora lo convoque para el Circuito Mundial.

Los que lo ven marcan lo mismo: debe subir de peso. "Estoy en 90 kilos y me gustaría llegar a 95. Hoy estoy enfocado en CUBA, intentando hacer bien las cosas y aprendiendo. Soy chico, pero ojalá me llamen", desea Passaro, el joven multiuso del único invicto del Top 12.ß

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas