Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nuevos formatos, un hábito antiguo

Domingo 25 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Mucha gente se reunió para escuchar a Zizek (en la pantalla)
Mucha gente se reunió para escuchar a Zizek (en la pantalla). Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

Los nuevos formatos que se sumaron a la programación de la Noche de la Filosofía atrajeron la atención del público que se acercó ayer al CCK para participar de la tercera maratón dedicada al pensamiento. Con el propósito de invitar a los asistentes a participar de la producción filosófica, además de las conferencias de los 50 intelectuales invitados y del espacio de diálogo denominado Ágora, hubo propuestas novedosas como Filosofía de pie, Riña de sofistas, Pensódromo y Narro, luego existo, un espectáculo de narración oral interpretado por Ana María Bovo.

Desde las 19, y hasta las 21, en el tercer piso del edificio del ex Correo Central se dictaron los talleres para los chicos a cargo del grupo El Pensadero. El Taller para Superhéroes, para participantes de 6 a 9 años, se centró en juegos y consignas que apuntaron a reflexionar sobre las características de los superhéroes y su relación con la justicia. Hubo también un taller de arte y filosofía, orientado a estimular el pensamiento crítico a partir de la observación de obras de arte y de la experimentación práctica. Más tarde, en el taller ¿Quién eres tú?, le dijo la oruga a Alicia, dirigido a chicos de 10 a 13 años, padres e hijos plantearon preguntas acerca de la identidad. Con Alicia en el país de las maravillas como disparador, proyectaron fragmentos del film de Tim Burton para plantear preguntas. Todos los tickets se agotaron desde temprano. En la plaza seca de la planta baja, dos curiosos personajes acaparaban las miradas de los asistentes. Los raperos Sony Beat y Ecko ofrecieron una performance que combinó rap y filosofía. Planteada como un duelo musical, los jóvenes se enfrentaron en una "riña de sofistas" que resultó original y atractiva. Con sus rimas improvisadas ("La noche de la Filosofía es la gran noche de la sabiduría"), el dúo convocó a mucha gente con vasos de cervezas y mates en mano. El set fue breve y hubo aplausos y ovaciones.

A las 21, cuando los pasillos del CCK estaban colmados, en las pantallas gigantes instaladas en la planta baja se podían leer pensamientos y frases de los participantes del Pensódromo. Con la consigna "Pienso, luego escribo", el público pudo expresar sus opiniones a preguntas como ¿Es más importante hablar o escuchar? ¿Y por qué? Alguien respondió: "Escuchar porque es aprender".

A la misma hora, pero en el Salón de Honor, comenzó la actividad Filosofía de pie, que propuso a los asistentes reflexionar sobre temas determinados en sólo tres minutos. Coordinado por Mariano Gialdino, este espacio de intercambio de ideas fue uno de los formatos más celebrados por el público junto con los raperos.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas