Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Noriega, Pellegatta y Las Canarias, atados al Classic

Jockey, entrenador y stud celebraron como hace un año, en la prueba cumbre del festival de invierno; esta vez con Crazy Icon

Domingo 25 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Foto: LA NACION

Las Carreras de las Estrellas calcaron ayer el final de la edición pasada, en otra sede. El festival turfístico de invierno se clausuró con los mismos profesionales abrazados en la herradura de los ganadores: Juan Noriega, el jockey cordobés que celebra meneando una mano como la Mona Jiménez, y Roberto Pellegatta, el cuidador con el que forma una exitosa sociedad. Y otra vez fue con un caballo del stud Las Canarias. En San Isidro, Crazy Icon emuló en el Classic lo que había logrado Saltarín Dubai en Palermo en 2016.

En el Grupo 1 mejor cotizado, Noriega festejó otra vez pero sintió alivio. Es que en febrero pasado, cuando perdió con el zaino por quedar encerrado, se fue del hipódromo maldiciendo. Pellegatta estuvo tres meses preparando otro desenlace. No miraron hacia atrás. No hubo reproches. "Hay que llegar bien al Pellegrini, si no se vende", murmuró el cuidador, tras el éxito por cuatro cuerpos sobre Don Archi.

Hace un año, Schoolmistress perdió el invicto en el Juvenile Fillies. Doce meses después llegó el desquite en otra categoría de la serie, el Distaff. Casi al borde del llanto, el jockey brasileño José Da Silva les dedicó el triunfo a sus colegas Altair Domingos y Pablo Falero, accidentados en las últimas semanas. El primero fue operado el jueves pasado, tras sufrir una fractura con desplazamiento en una vértebra en una caída, y el uruguayo se recupera de una dislocación del hombro derecho. "A Altair lo llevo en el corazón; sin su apoyo, yo no estaría aquí", aseguró Da Silva.

Para Humor Ácido, al que preparan en una calle de tierra en Paraná, la cuarta participación en uno de los Sprint fue la vencida. Batió al favorito entre adultos. "Salí adelante y venite", le pidió el entrenador Luis Gaitán a Eduardo Ortega Pavón y el paraguayo cumplió. Y hubo lugar para el morbo: a Nashville Texan (2°) lo montaba Orteguita hasta que en diciembre fue reemplazado en todos los ejemplares del stud Santa Elena. Sabía cómo vencerlo.

La conquista más sorpresiva resultó la de Víctor Security, un puntero improvisado esta vez como atropellador en el Mile, en su reprise en nuevas manos. El stud Tramo 20 compró al caballo hace tres meses en un remate y en su primer desafío pasó de largo. "Cuando me ofrecieron cuidarlo no quería porque esta caballeriza trabaja con Ernesto Romero, que es un entrenador amigo. Me insistieron y bueno, acá estamos", confesó, sin excesos, Pablo Sahagian.

Entre potrancas, Positive Mind tomó mejor que Giuliet Seattle la cancha de césped que desconocían ambas e invirtió el orden que se había dado en la arena de Palermo. La ganadora del Juvenile Fillies, bien llevada por Gustavo Calvente, fue puntera en el inicio y el final, con resto para contener por un cuerpo y medio a la que fue su verdugo, que cedió la prueba y el invicto.

El potrillo Puerto Real no sabe lo que es perder sobre el césped firme. Se impuso las tres veces que salió a una pista en esas condiciones. Ayer se llevó el Juvenile por tres cuerpos. "Me hace acordar a la campaña de Refinado Tom. Ganó el Chevalier, perdió el Criterium y ahora ganó las Estrellas", dijo Roberto Bullrich, entrenador del vencedor. Pavada de comparación con el último triplecoronado argentino, un recuerdo que tiene 21 años.

El uruguayo Julio César Méndez se volvió a Montevideo en 2012. Ayer regresó a Buenos Aires para tomar el lugar de Falero en dos pruebas, incluido el triunfo del potrillo Tan Creído en el Junior Sprint (G 3) por seis cuerpos. En sus declaraciones, el Príncipe confesó que, aunque en su tierra sea profeta, siempre está soñando con el regreso a la Argentina.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas