Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Diego Scott: "Aprendí a ser detallista con Fernando Peña"

El conductor y humorista trabajó diez años con el creador de Milagritos López; en Rock & Pop conduce Parece que no, pero sí

Lunes 26 de junio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Foto: Soledad Aznarez

Conductor, productor teatral, standapero, Diego Scott es un todoterreno que sabe adaptarse a los medios. Se mueve como pez en el agua en la tele, en la radio y en el teatro. Tiene una extensa trayectoria como productor y conductor radial, y se enorgullece al afirmar que tuvo "al mejor maestro: Fernando Peña". Después de su paso por Nacional este año coconduce en Rock & Pop (FM 95.9), de lunes a viernes de 13 a 17, Parece que no, pero sí. Es un espacio multifacético como él, donde la música de la emisora (clásicos y hits del rock, el pop y adyacencias) se enlaza armoniosamente con las propuestas risueñas y humorísticas de los cuatro conductores. Son sus compañeros Homero Pettinato, Fernando Sanjiao y Calu Bonfante.

-¿Te acordás de tus comienzos en radio?

-Sí, empecé produciendo en FM Palermo y en Splendid en ciclos de economía. Y ahí, en el viejo edificio de América, me crucé con Peña en un pasillo. Descubrí que él era el que hacía todos esos personajes que yo escuchaba en Rock & Pop con Lalo (Mir) y la Negra (Vernaci) . Le ofrecí cosas que hacía y editaba como productor. Y me tomó. Trabajé 10 años con él, desde el 99 hasta el 2009, cuando murió.

-Una experiencia movilizante.

-Aprendí mucho pero, más que nada, lo que un programa de radio puede tener de artístico. Y lo que hacía Peña era arte en su máxima expresión. La radio puede tener arte en los separadores, en el armado de la mesa. Aprendí a estar atento al aire, a lo que sale y cómo sale. Desde que me levanto que pienso en la apertura del programa día. Al hacer stand up en La Plaza, la cotidianeidad es parte del ejercicio que hacemos habitualmente. No improvisamos sino que se nos ocurre algo y lo desarrollamos, pero no es cierto que puedas poner un micrófono en cualquier mesa de café y salga un programa. De Peña también aprendí a ser muy detallista y a no confundir lo que pasa adentro del estudio con lo que sale al aire.

-¿Qué es Parece que no, pero sí?

-Un programa con un título complicado, pero es sólo un ciclo de radio. Se armó un buen equipo, con la gestión de Pablo Valente (director de la FM), un profesional con experiencia que le está poniendo mucha garra y quiere volver a ubicar a la emisora en un lugar de protagonismo. Cuando me llamó y me habló de Carla Bonfante, me interesó mucho. Yo le propuse a Fernando Sanjiao, un grande del stand up. Y a Homero Pettinato no lo conocía, pero se armó una linda mesa desde el primer día. Vibramos todos en la misma onda. Los cuatro queremos hacer un programa divertido. Estudié Ciencias políticas, porque tiene mucho de historia, de política y filosofía, y es un combo interesante para aprovechar en el micrófono. Y destaco a mis productores que trabajan mucho: Sebastián Guardia, Silvana Leoz, el operador Sergio Freytes y el locutor Diego Chak.

-¿Cómo es el abanico de invitados?

-Es muy amplio. La radio te da la posibilidad de charlar un rato con invitados muy diversos. Por ejemplo, con Julieta Zylberberg, con quien hablamos de la actuación, de cómo son los actores; o con un especialista en feng shui. Invitamos figuras de las redes sociales, también. Y cuando hay alguien en el país como Santiago Segura, también tratamos de traerlo. Lo que más tengo son preguntas, así que nunca es un problema invitar a alguien.

-También tienen secciones fijas, ¿no?

-Sí. Fernando hace una por día, sobre cosas cotidianas: Recuerdos de Clase Media, Programa para Padres. Tiene que ver con las cosas que nos pasan todos los días. Estamos todos cerca de los 40 años, salvo Homero, que tiene 28. Es disruptivo, no lo conocía y es una de las sorpresas del año. Es muy gracioso y talentoso y gran creador de personajes. Creo mucho en las mesas abiertas. Por un lado, la radio tiene que ser entendible. Cuanto más abierta y más notorios sean los colores del equipo, mejor. Tratamos de apartarnos de lo que se escucha en AM, pero la actualidad está siempre presente. Y la música: clásicos y hits. Es en lo que se enfocó Rock & Pop: puede ser anglo o nacional, desde Spinetta hasta U2. Suena Madonna, pero también Las Pastillas del Abuelo. Están logrando un buen balance.

En la despedida Scott enfatiza: "Me siento feliz porque además conduzco junto a destacados profesionales un ciclo de entrevistas en TV Pública que va de lunes a viernes después de medianoche. Peña me contagió la obsesión por el trabajo. Y creo que trabajó conmigo porque fui buen productor y siempre le ofrecía buenas ideas".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas