Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El pelotón del agua, a punto de quedarse con la America's Cup

Nueva Zelanda instaló bicicletas fijas en su barco y produjo una revolución en la prueba

SEGUIR
LA NACION
Lunes 26 de junio de 2017
Foto: LA NACION
0

BERMUDA.- En lo que luce como una nueva revolución en la náutica, el "pelotón del agua", el equipo de Nueva Zelanda que instaló bicicletas fijas en su catamarán en vez de los tradicionales grinders manuales, parece destinado a la victoria en la recta final de la America's Cup.

El equipo de los llamados "cyclors", mezcla de cyclists (ciclistas) y sailors (marinos) con sólo ganar un punto más se quedan con el trofeo más antiguo de la náutica. Su equipo va ganando 6 a 1 a Oracle, el equipo norteamericano que defiende el título, y en esta edición gana el primero que llega a siete.

La expectativa es descomunal, y no sólo sobre si los kiwis lograrán evitar lo que ocurrió en San Francisco en 2013, cuando iban ganando a Oracle 8 a 1 en una carrera a nueve puntos y al final perdieron 9 a 8. Es también sobre si lo del "cabeza baja, culo en alto", como inmeditamente llamaron en estas playas al equipo de Nueva Zelandia, por la posición que deben adoptar sus tripulantes en las bicicletas, será el futuro de la náutica a vela en su máxima expresión. Los kiwis trajeron como tripulante a Simon van Velthooven un ciclista que ganó una medalla de bronce en Londres 2012.

"Es una innovación corajuda pero muy popular porque cualquiera puede entender" dijo a la nacion Dana Johannsen, corresponsal náutica del New Zealand Herald. "Es decir, tiene sentido usar el poder de las piernas en vez del de los brazos ya que las piernas tienen músculos más grandes, y además así se liberan las manos. De hecho, ahora parecería ser que todos se preguntan cómo nadie lo hizo ántes y cómo en esta vuelta no lo hicieron todos".

De hecho, Tim Meldrum, el diseñador mecánico del equipo Emirates New Zealand Team (ENZT), dijo que otros equipos también habían coqueteado con la idea de poner varias bicicletas a bordo, pero finalmente rechazaron el concepto por conservadores y porque algunos de sus tripulantes se sentían amenazados por el cambio. "Realmente va en contra de la tradicion de la America's Cup y la cultura náutica de Grand Prix que ha sido dominante. Por suerte tomamos un acercamiento racional al tema y dejamos que los resultados hablasen por si mismos", declaró al Daily Telegraph.

Pero la transición no fue tampoco una sorpresa necesariamente agradable para los miembros del. ENZT. Guy Endean, que debutaba en el equipo, creyó que sus sueños se acababan cuando recibió la noticia de que iba a montar una bicicleta fija a bordo. La adaptación, además, debía ser en secreto. Según reveló a los medios, eso llevó a momentos incómodos con su gente cercana que no entendía porque desaparecía por horas para andar en bicicleta en vez de irse a entrenar. Además, con el correr del tiempo todos empezaban a notar su figura alterada, de pronto delgado arriba y con piernas macizas (perder músculo en ciertas partes era tan importante como ganarlo en otras para no pasarse del peso promedio para la tripulación).

Para Les Taylor, un abogado de Wellington, la clave de un potencial triunfo es que en Bermuda se nota que los ciclistas del agua tienen "una nación entera detrás, mientras que Oracle sólo tiene al dinero de Larry Elison". "Pasé un par de días en Nueva York la semana última, y si mencionaba la America's Cup, en general tenía que explicar de qué se trataba", subraya.

En Nueva Zelanda, esto no podría ser más distinto. "Para darte una idea -explica el abogado James Every-Palmer- los Lions (el equipo de rugby combinado de Gran Bretaña e Irlanda) están de gira por Nueva Zelandia y la gente sólo quiere saber qué está pasando en la Gran Bahía de Bermuda aunque implique despertarse a las 5 de la mañana para verlo por TV".

"Pero nadie se anima a decir que vamos a ganar por miedo a que se repita lo que pasó en San Francisco", subraya. En la actitud también está en juego el tema de distinguirse del exitismo y la pomposidad que normalmente se asocia con los americanos. "Parte del atractivo es la calidad del equipo actual, y en especial la de Peter Burling que es el epítome del ideal kiwi de ser muy relajado y buena onda pero a la vez ganarles a todos".

Esta semana hubo cinco días libres para prepararse para las batallas finales que arrancaron el sábado y domingo. ¿Está Oracle a tiempo de alcanzarlos?

Con el antecedente de lo que pasó en San Francisco nadie descarta que hoy Oracle deslumbre con algún truco inesperado, pero si la clave era poner muchas bicicletas fijas ya es demasiado tarde en el juego. "Si bien Oracle ha desarrollado un sistema híbrido en el cual colocan una sola bicicleta en la popa, lo cual permite mirar a uno de los tripulantes encargados de la táctica de mirar fuera del barco a la vez que da potencia -dice Johanssen-, ésto sólo parece estar siendo usado en contadas ocasiones, sin embargo".

Con estos resultados, si estos mismos barcos se usan para la próxima America's Cup, "lo lógico será que todos se pasen al pedal, salvo que sea específicamente prohibido en las reglas de diseño", concluyó.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas