Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Síndrome de Angelman: la enfermedad de su hijo la inspiró a ayudar a otros

Maxie Aubi fundó "Casa Angelman", un centro de tratamiento y alojamiento para los pacientes y sus familiares

SEGUIR
PARA LA NACION
Lunes 26 de junio de 2017 • 12:54
0

cerrar

Maxie Aubi, tiene 49 años y en el 2007 creó la fundación "Casa Angelman" , con el objetivo de asistir y contener a niños con este síndrome y a sus familias, cuidando su desarrollo físico, mental y emocional. Conoció este trastorno neurogenético cuando su hijo menor, Gianluca, fue diagnosticado con apenas 5 años. Este provocó un severo retraso en su desarrollo, afectando su capacidad de habla y motricidad, entre otras cosas.

La necesidad de contar con profesionales especializados y facilitar a las familias el acceso a un tratamiento adecuado, fueron algunas de las razones por las cuales Maxie fundó este centro de tratamiento y alojamiento.

Desde entonces, alrededor de 150 familias participaron del Programa Intensivo Terapéutico, en el cual, un equipo de profesionales evalúa y asiste al niño, mientras contienen a los padres. "El objetivo es darles herramientas que puedan usar en dónde sea que vivan, sin tener que depender de Buenos Airea", cuenta Maxie.

Conferencia en Córdoba

Como todos los años, Casa Angelman organiza una conferencia para dar a conocer las actualizaciones acerca del Síndrome de Angelman. Pero con la diferencia que este año se hará en la provincia de Córdoba el sábado 19 de agosto. Ahí se darán a conocer los últimos avances en investigaciones y distintos talleres que cubre todas las áreas del tratamiento.La inscripción es gratuita .

Cómo colaborar:

www.casaangelman.org

contacto@casaangelman.org

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas