Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El uso del video arbitraje en el fútbol: la TV se enoja, las redes no tanto

Martes 27 de junio de 2017
0

El uso del videoarbitraje (VAR) en la Copa Confederaciones 2017 abrió un debate interesante y a la vez confuso sobre la utilización de la tecnología del video en el fútbol. Los argumentos se superponen con los fastidios. De un reclamo universal para que dispusiera de los recursos para evitar errores groseros, el péndulo ahora se posa en que el fútbol está siendo “desnaturalizado”. La FIFA, en tanto, es algo rústica en el modo de presentar su innovación . Lo hace obligada por una era que impone la tecnología como un activo indispensable de la alta competencia y no como un accesorio decorativo.

La Copa Confederaciones es una competencia diseñada para ajustar los detalles logísticos que tendrá el Mundial del año siguiente. El VAR es parte de ese arsenal de pruebas. Pero es el único visible y que además conecta directamente con el juego y sus reglas. El fútbol se debía el uso de estos recursos. El problema es que no se sabe bien qué busca y cómo lo cuenta.

Las decisiones tomadas con el VAR, especialmente para convalidar los goles, han sido correctas. El sistema entra en crisis cuando interrumpe demasiado el juego para sancionar jugadores. La falta de costumbre a este tipo de detenciones se irá atenuando a medida que lo que hoy es disruptivo, con el tiempo, se transforme en estándar. Pero sin tener que ingresar en una contabilidad de aciertos y desaciertos, el nudo central del uso del video es que en ocasiones parece querer sustituir al árbitro en lugar de dotarlo de mayores elementos.

El recurso del VAR luce más como una imposición desde la cabina de video que como una demanda del árbitro en el campo. Debería ser al revés. En el rugby y en el hockey las imágenes tienen una demora de 15 segundos con respecto al tiempo real del juego. Les da tiempo a volver sobre sus pasos y revisar aquello que quedó fuera de su radar. Es el árbitro, salvo excepciones puntuales, quien pide apoyarse en el video. Ni que hablar del Ojo de Halcón donde los jueces solo administran lo que solicitan los tenistas.

Cada deporte tiene sus recursos tecnológicos. El fútbol, un deporte de bajo goleo, todavía debe definir cuál es el más adecuado. Justamente porque el fútbol es un deporte de pocos goles es que precisa ser contundente con la tecnología que vaya a implementar y sin dejar dudas. La FIFA tampoco es generosa con la comunicación de este tipo de innovaciones. Como el centro de su sistema solar sigue siendo la TV, desatiende cualquier información adicional que pueda circular por las redes sociales para llevar más claridad en el uso del VAR.

La FIFA no aprovecha estas incidencias del juego para transformarlas en un contenido extra que navegue en las segundas pantallas y explique por qué un gol fue anulado. Información y entretenimiento. Camino a un nuevo Mundial deja en claro que la televisión es el escenario

excluyente de sus contenidos y mantiene el cerco para otras plataformas. Pero alcanza con revisar las redes sociales para descubrir que los principales enojados con el VAR son los relatores y comentaristas del campeonato y no tanto los fanáticos. Dispuestos a debatir aunque la FIFA se instale en su rol de controlador de un deporte lanzado a abandonar ciertas prácticas conservadoras.

Polémico gol de Inglaterra en la World League Hockey validado por el video

Ojo de Halcón: así funciona en el tenis

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas