Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La falta de canchas de césped en el país y la tarea siempre compleja para los argentinos: prepararse para Wimbledon

Por tradición o escasez de canchas sobre césped en el país, la adaptación al tercer Grand Slam de la temporada no es una tarea sencilla

Martes 27 de junio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0
Del Potro, sobre el césped de Wimbledon
Del Potro, sobre el césped de Wimbledon. Foto: Archivo

"No es fácil jugar en el pasto, hay que hacer muchos ajustes en el juego, por lo menos en mi caso, pero es divertido y especial jugar estos torneos", le dice Carlos Berlocq a la nacion desde Antalya, en la costa mediterránea del suroeste de Turquía. El jugador nacido en Chascomús es el argentino con mayor rodaje en la gira ATP sobre césped durante la actual temporada. Compitió en Halle (perdió en la primera rueda ante el español Roberto Bautista Agut), avanzó a los 8vos de final del nuevo ATP 250 de Antalya al vencer al serbio Viktor Troicki por 3-6, 6-2 y 6-4 (también competirá en dobles, junto con el portugués Joao Sousa), y desde el lunes próximo jugará en Wimbledon. Históricamente, el césped siempre fue la superficie más espinosa para los argentinos. De hecho, se cumplen 22 años del último título nacional individual: Javier Frana en Nottingham 1995. Todavía hoy, muchos jugadores de nuestro país optan por otras alternativas (challengers sobre polvo de ladrillo, como esta semana lo hacen Federico Delbonis y Guido Pella) o por disputar el tercer Grand Slam del año con pocos ensayos.

En Buenos Aires son escasos los courts aptos sobre césped como para que los profesionales hagan una buena preparación para llegar al All England. "En la Argentina es difícil preparar la gira de pasto porque casi no hay canchas de ese estilo en nuestro país. Es lógico porque en realidad hay pocos torneos de pasto en el año", acota Berlocq (80º), con razón. En el ATP World Tour hay apenas ocho estaciones sobre césped.

"Por suerte pude venir a jugar algunos torneos para llegar bastante bien preparado a Wimbledon. Siento que el pasto te mejora el tenis porque te limpia los golpes, te hace evolucionar el saque, las subidas a la red y la velocidad del ojo porque hay momentos en que la pelota viene muy rápida y el rival te propone -en la mayoría de los casos- un juego rápido. Y, para contrarrestar eso, hay que estar rápido de vista y piernas", aporta Berlocq, que en su carrera tiene una marca de seis victorias y 16 derrotas sobre la alfombra verde.

A menos de una semana del comienzo de Wimbledon -el telón se levantará el lunes 3-, Juan Martín del Potro es, naturalmente, la mayor esperanza argentina. De todos modos, las condiciones en las que el tandilense llegará a Londres no son las ideales. El semifinalista de Wimbledon 2013 tenía programado jugar dos torneos sobre césped antes de competir en la Catedral, pero por una inflamación en la zona del pubis se ausentó de s-Hertogenbosch y Queen's. Tras celebrar el campeonato de Boca en la Bombonera, viajó a Gran Bretaña y alternará ensayos en Wimbledon con partidos en The Boodles, un exclusivo certamen de exhibición que se disputa en Stoke Park. Del Potro (32º del tour) posee buenas sensaciones sobre césped: 34 triunfos y 15 derrotas (69,4%).

Diego Schwartzman (37º) hizo algunos ensayos sobre césped en Buenos Aires y viajó al ATP 250 de Eastbourne. En su debut en singles, cayó ante Jared Donaldson (EE.UU., 65º) por 7-6 (7-5), 3-6 y 7-5. Antes de ir a Wimbledon, competirá en dobles junto con el checo Jiri Vesely.

Horacio Zeballos (49º), uno de los mejores argentinos de la temporada, también prefirió jugar en Eastbourne antes de viajar a Wimbledon. En su presentación cayó 6-4 y 7-6 (7-4) ante el británico Cameron Norrie (236º). También jugará en dobles, claro, junto con su habitual pareja: el chileno Julio Peralta.

Otras tres raquetas nacionales que se ganaron un lugar en el cuadro principal de Wimbledon son Renzo Olivo (87º), Nicolás Kicker (91º) y Facundo Bagnis (106º). Antes de viajar a Londres, el rosarino Olivo ensayó en una cancha de césped de un hotel de su ciudad. Kicker, que después de competir en Roland Garros jugó challengers en Prostejov y Heilbronn (ambos sobre polvo de ladrillo), estuvo practicando en una cancha sobre césped de un country de Moreno. Mientras que el zurdo Bagnis ya se encuentra en Roehampton -sitio donde se disputan los partidos de la clasificación para Wimbledon- y, en dobles, quedó eliminado en la primera rueda junto con Sergio Galdos (Perú).

En la misma jornada de clasificación, pero en el cuadro de singles, quedaron eliminados Federico Coria y Marco Trungelliti. Máximo González superó 6-3 y 6-1 a Petr Michnev (República Checa) y hoy intentará dar otro paso hacia el cuadro principal frente al francés Paul-Henri Mathieu. Entre las mujeres, Nadia Podoroska debutará hoy ante la portuguesa Michelle Larcher De Brito. Así, con más dificultades que beneficios, se preparan los argentinos para participar del Grand Slam que más resbalones les genera: Wimbledon.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas