Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El ómnibus iba sin habilitación y a alta velocidad por un camino de montaña

El vehículo, que transportaba a chicos de entre 8 y 17 años, había sido dado de baja para viajes fuera de Buenos Aires en diciembre; testigos del accidente hablan de la imprudencia del chofer, que también murió en el siniestro

Martes 27 de junio de 2017
0
Un avión Hércules de la Fuerza Aérea trasladó anoche de San Rafael a Buenos Aires a los 15 muertos del accidente
Un avión Hércules de la Fuerza Aérea trasladó anoche de San Rafael a Buenos Aires a los 15 muertos del accidente. Foto: Marcelo Aguilar

MENDOZA.– Primero fue el dolor; después, ante las señales de que todo habría sido producto de la negligencia, se sumaron la impotencia y la indignación. Los familiares y amigos de los bailarines que sufrieron la peor tragedia vial en la historia de San Rafael no podían ocultar ayer su consternación cuando la investigación empezó a centrarse en el chofer del ómnibus, Damián Pinelli (34 años), que habría excedido la velocidad permitida y que murió en el accidente en la ruta 144, en la Cuesta de los Terneros.

El accidente dejó 15 muertos, en su mayoría chicas y adolescentes de entre 8 y 17 años, y 20 heridos. Ayer, los testimonios desgarradores coincidían: Pinelli circulaba “muy rápido”. Lo acompañaba Jorge Pinelli, su padre, internado en grave estado junto a 9 de los 53 pasajeros. El ómnibus, que pertenecía a la empresa familiar Damián Turismo, estaba sin habilitación, ya que se había vencido en diciembre.

Así lo reveló la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT). "El micro con patente EEZ673 se encontraba dado de baja desde el 12 de diciembre de 2016", indicó en un comunicado oficial, además de informar que la unidad partió "desde un punto desconocido y tomó rutas alternativas para evadir los controles planificados".

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, de visita en Mendoza para la inauguración de vuelos a Panamá de Copa Airlines, debió hablar del accidente que ocurrió "en una ruta montañosa, en un sector donde hay que conducir con prudencia. Los primeros análisis muestran un exceso de velocidad del conductor". Reconoció que "lamentablemente" hay compañías que no cumplen con los requisitos y que los controles no fueron los suficientes. "Había documentación adulterada en el colectivo; la tiene la Justicia. El vehículo tenía documentación que en parte era apócrifa porque no tenía la habilitación de la CNRT."

Con la presentación de esa documentación falsa, agregaron voceros del ministro, el ómnibus logró superar un control vial realizado por la Gendarmería Nacional en algún punto del viaje, que no supieron precisar. "El micro fue detenido y les pidieron la documentación habitual de esos controles: registro, seguros y otros. Luego, continuó su camino", explicaron anoche a LA NACION. Según los voceros de Transporte, no es función de la Gendarmería verificar la habilitación para viajes interjurisdiccionales. No obstante, dijeron, los responsables de la unidad portaban una "habilitación y un listado de pasajeros truchos", porque el segundo depende de la primera.

LA NACION intentó obtener precisiones de la Gendarmería respecto de dónde y cuándo fue controlado el ómnibus de Damián Turismo, y el alcance del mismo, pero no recibió respuesta.

Desde la Justicia, la fiscal Florencia de Diego afirmó que les costó identificar los cuerpos porque "estaban muy lastimados" e informó que la causa fue calificada como "homicidio culposo doblemente agravado", aunque aclaró que al haber muerto el chofer, y de no encontrarse más responsabilidades, no habría personas imputadas. El juez Pablo Peñasco confirmó que se identificó a los 53 pasajeros y que se investiga si el colectivo estaba en condiciones, además de esperar los resultados del tacómetro.

El relato de los sobrevivientes

Uno de los sobrevivientes confirmó, desde el hospital Teodoro Schestakow, donde está internado, que Damián Pinelli manejaba "muy rápido". Así lo manifestó Brian Urueña, de 17 años, uno de los bailarines que salvaron su vida de milagro, al ir sentado en la parte trasera. Según el relato de varios sobrevivientes, hubo personas que salían por el parabrisas insultando al chofer, confiaron al diario local El Sol. "Recuerdo que manejaba muy rápido. Tras el vuelco me desmayé y al despertar ya estaba sentado al costado de un cerro", expresó el joven, que espera reencontrarse con su madre en las próximas horas.

Aunque se esperan los resultados finales, los primeros peritajes indican que el ómnibus circulaba a más de 70 kilómetros por hora cuando la velocidad permitida allí es de 40, cargada de curvas y contracurvas. Hay testigos que afirman que el colectivo circulaba a más de 100 kilómetros por hora. Un chofer dijo que fue sobrepasado a 120 kilómetros en una recta. Esta información coincide con la explicación de Daniel Burrieza, director de Defensa Civil, que cree que el chofer se quedó sin frenos mientras circulaba a gran velocidad. "La impresión que tenemos todos es que la mecánica del accidente ha sido que ha venido muy rápido el micro, se pasó la curva y chocó contra la montaña", indicó el funcionario.

Los familiares de las víctimas llegaron ayer a San Rafael para acompañarlos y para dar apoyo a quienes perdieron a sus hijos. El gobierno nacional envió un avión Hércules para trasladar los cuerpos a Buenos Aires, que regresó anoche a la base aérea de El Palomar.

Un grupo de sobrevivientes y familiares volvió al partido bonaerense de Malvinas Argentinas, antes del anochecer. El resto de los damnificados regresará a Buenos Aires entre hoy y mañana en vuelos de Aerolíneas Argentinas, según confirmó la ministra de Salud de Mendoza, Claudia Najul.

La funcionaria indicó que en las últimas horas se dieron 6 altas y que quedan internadas 10 personas. Al menos tres se encuentran con graves traumatismos intracraneanos, contusiones cerebrales y heridas cortantes. Entre los heridos también se confirmó que el profesor de danza, Claudio Giménez, de 40 años, se encuentra internado, con un neumotórax y fractura de pelvis. Una niña de 9 años que fue trasladada al hospital Notti por un traumatismo severo de cadera está estable, en terapia intensiva.

"Fue un accidente, una fatalidad. Damián jamás pensó en agarrar el volante y matar a nadie. Era un chofer experimentado", expresó en diálogo con C5N Graciela, tía del conductor muerto, que tiene una hija de 5 años y cuya esposa está embarazada. El presidente Mauricio Macri decretó ayer dos días de duelo nacional.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas