Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El gobierno de Donald Trump advierte que Al Assad prepara otro ataque químico en Siria

En un comunicado oficial, la Casa Blanco dijo que el régimen sirio podría matar a miles de civiles, incluidos niños

Martes 27 de junio de 2017 • 07:36
0
Foto: Reuters / Carlos Barria

WASHINGTON.- La Casa Blanca advirtió ayer al presidente sirio, Bashar al-Assad , que él y su Ejército "pagarán un precio alto" si llevan a cabo un ataque con armas químicas y dijo que Estados Unidos tiene razones para creer que tales preparativos están en marcha.

La administración del presidente Donald Trump dijo en un comunicado que Siria lleva adelante unos preparativos similares a los que emprendió antes del ataque químico del 4 de abril, que causó la muerte a decenas de civiles y llevó al mandatario republicano a ordenar una incursión con misiles contra una base aérea siria.

"Estados Unidos ha identificado posibles preparativos para otro ataque con armas químicas por parte del régimen de al-Assad que probablemente resultaría en el asesinato en masa de civiles, incluyendo niños inocentes", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

"Si al-Assad lleva a cabo otro ataque de asesinato en masa usando armas químicas, él y sus Fuerzas Armadas pagarán un precio alto", declaró.

Foto: AFP / Joseph Eid

En consonancia con estas declaraciones, Nikki Haley, embajadora estadounidense en la ONU, dijo en su cuenta oficial de : "Cualquier nuevo ataque contra la población siria será atribuida a Asad, pero también a Rusia y a Irán, que lo han ayudado a matar a su propio pueblo".

Al-Assad, apoyado por el Kremlin de Vladimir Putin , negó las acusaciones de que sus fuerzas utilizaran armas químicas el pasado mes de abril contra la ciudad rebelde de Jan Sheijun y dijo que esas alegaciones "fueron 100% fabricadas".

Ese ataque provocó 88 muertos, entre ellos 31 niños, y generó una ola de indignación en numerosas capitales contra el régimen. Y fue además, según el Observatorio sirio de derechos humanos (OSDH), el segundo "ataque químico" más sangriento desde el inicio del conflicto en 2011, tras el llevado a cabo en los suburbios de Damasco en 2013 con gas sarín, que causó 1.400 muertos.

Sin embargo, el mandatario sirio asegura que su régimen entregó en 2013 todas las armas químicas que tenía en su poder en el marco de un acuerdo negociado con Rusia, para evitar las amenazas de un ataque militar de EE.UU.

Foto: AP

Agencias Reuters y AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas