Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Revolución Maldini: el día singular que vivió el ex defensor de Milan en su debut en el tenis profesional

A los 49 años, Il Capitano se presentó en el Challenger de Milan con una derrota en dobles

Martes 27 de junio de 2017 • 18:20
Paolo Maldini
Paolo Maldini. Foto: AFP
0

Con 49 años recién cumplidos, después de casi 25 temporadas como defensor de Milan, Paolo Maldini cambió de rubro y dejó los botines por la raqueta. En la misma ciudad que lo cobijó como futbolista, este martes se estrenó como tenista profesional. "Il Capitano" se dio un gran gusto, más allá de que el resultado no lo acompañó; su participación en el Challenger de Milan, uno de los torneos más modestos del tour -es la categoría por debajo de las pruebas de ATP -, generó un fuerte revuelo.

Usualmente los torneos challengers no suelen contar con la presencia de agencias de noticias y de fotografías, pero el estreno del legendario Maldini lo hizo posible. El defensor fue saludado por casi todos sus compañeros del torneo, además de llenar la cancha central en el club donde se

Eso sí: a la hora de las cuentas, fue debut y despedida: Maldini y su compañero (y entrenador) Stefano Landonio perdieron contra el polaco Tomasz Bednarek y el holandés David Pel por un contundente 6-1 y 6-1, en apenas 42 minutos de acción.

Ganador de 26 títulos con el club "rossonero" y con 126 partidos con la camiseta italiana, Maldini recibió una invitación especial para participar en este torneo jugado sobre polvo de ladrillo y con premios por 43.000 euros. El ex defensor jugó al tenis cuando era chico, durante sus vacaciones, entre los 11 y los 14 años, pero lo dejó cuando se dedicó de lleno al fútbol, y regresó a esta actividad tras su retiro, a los 40.

"Jugar al tenis es algo muy distinto, es como rendir un examen de literatura después de haber estudiado matemáticas durante muchos años; estaba con un poco de temor de no estar a la altura, pero pude disfrutar el momento", reconoció Maldini, que al mismo tiempo cerró las puertas a un desembarco más serio, a pesar de las numerosas invitaciones recibidas en los últimos días por parte de otros torneos.

"Fue una experiencia muy linda, y única a la vez. Es difícil que esto se repita. Lo he tomado como un juego, y nada más. Me invitaron de otros torneos, pero no tengo tiempo para dedicarme de una manera constante", dijo, aunque no descartó la posibilidad de disputar alguna otra prueba de manera más ocasional.

El primer punto de Maldini

cerrar

La admiración de Delbonis

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas