Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La cápsula

Sergio Suppo

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 28 de junio de 2017
0

Como un eco que acompaña la revolución digital desde su primer segundo, se repite la certeza de que los seres humanos nunca estuvieron más y mejor relacionados. Con el tiempo, se descubriría que la cantidad no es sinónimo de diversidad. Y por fin, se constataría que la fragmentación por afinidad tiene efectos extraordinarios en la cultura, la economía y la política. El triunfo de Donald Trump es apenas el último ejemplo de cómo grupos retroalimentados a sí mismos por sus propias creencias y prejuicios forman una masa crítica capaz de consagrar a un presidente impensado.

Es ese fenómeno el que explica las declaraciones con las que ganó sus primeros titulares en los diarios Fernanda Vallejos, la candidata a diputada nacional de Cristina Kirchner. La economista vive en un mundo en el que Amado Boudou es un patriota que estatizó las jubilaciones y merece ser considerado un Yrigoyen o un Perón de estos tiempos. Por lo mismo, cree que la corrupción no es una preocupación social importante y que las acusaciones contra Boudou son una venganza por su patriotismo. Vallejos no simula, está convencida de lo que dice, no dijo lo que dijo por error. Queda por saber cuántos millones más piensan como ella y votarán en consecuencia.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas