Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La noche del adiós: Ignacio Scocco se despidió de Newell's, con River en el horizonte

El delantero cerró su ciclo en el club de sus amores, envuelto en el cariño de los hinchas que lo ovacionaron; también se irá Mauro Formica

Martes 27 de junio de 2017 • 23:59
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Reconocimiento mutuo; el aplauso de Scocco hacia los hinchas que le tributaron su aliento
Reconocimiento mutuo; el aplauso de Scocco hacia los hinchas que le tributaron su aliento. Foto: FotoBAIRES

ROSARIO - Fue una jornada de despedidas, de retornos, de emoción para la gente de Newell's . El último partido de la temporada ante Godoy Cruz quedó en segundo plano. El resultado, victoria para los Tombinos dos a cero, por dos aciertos de Santiago García y Javier Correa, quedó solo para las estadísticas. Los rojinegros jugarán la Copa Sudamericana.

Lo que mas movilizó al hincha de Newells fueron las despedidas. Principalmente la de uno de sus hijos pródigos. Ignacio Scocco deja el club definitivamente tras su tercer paso, marcando una huella imborrable en el corazón de los hinchas rojinegros. Apenas debutó fue campeón con el Tolo Gallego en el 2004, en un equipo de estrellas como Ariel Ortega y Justo Villar. Retornó al club para dar una mano, cuando la crisis institucional y el promedio acechaba. Resignó mucho dinero para salir de Grecia, entrenó por su cuenta un par de meses, y hasta puso plata para ayudar a la reconstrucción del club, tras la dictadura de Eduardo López. Se juntó con su gran amigo Maxi Rodríguez y de la mano de Gerardo Martino, brillaron en el título del 2013. En esta tercera etapa, tras su irregular paso por el Sunderland inglés, las fuertes disputas con el actual presidente Eduardo Bermúdez, producto de la falta de pago de los sueldos del plantel y una deuda millonaria, aceleró su salida. "Estamos en guerra", describió el goleador sobre la situación. Tan certera como su mira a la hora de definir. River Plate , institución que siempre buscó contratarlo, será su destino.

El acuerdo para el club y el jugador es importante. De las cuatro cuotas que se le deben al Sunderland, River se hará cargo de 3 y media y los rosarinos de la parte restante, mientras que el jugador, según informaciones, resignará aproximadamente un 80% de su deuda con el club.

El cariño de la gente se hizo notar en cada momento. Cuando lo nombró la voz del estadio, en el ingreso, y al minuto 32 de juego - el número de su camiseta - cuando desde los cuatros costados bajó una ovación cerrada, que obligó al jugador a saludar con el partido en marcha. Las redes sociales también fueron otro lugar donde recibió el afecto de los hinchas. El propio Scocco, saludó desde su Twitter, red social que usa con eficiencia, "gracias por tanto, perdón por tan poco, la institución está por encima de todos". Scocco es el sexto goleador histórico del club.

En conferencia de prensa volvió a agradecer el amor de la gente y el propio por la institución: "En mi carrera soy lo que soy gracias a Newells. Eso nunca lo voy a olvidar. Siempre estaré agradecido a la gente. Acá fui feliz. Los hinchas siempre estuvieron, en las buenas y en las malas". "¿Volver? Nunca se sabe, estoy en el cierre de mi carrera, pero no sé", agregó con tono pausado.

Tampoco gambeteó el momento de crisis del club, que aceleró su salida. "Siempre quiero lo mejor para el club. La situación es dura y debemos unirnos todos, oficialismo, oposición, para sacar el club adelante", enfatizó.

La ida de Mauro Fórmica , al fútbol mexicano, es otra de las despedidas. Newells perderá una usina de fútbol que aporta gol y excelencia. El "Gato" es muy mimado por la gente.

Maxi Rodríguez, el otro gran símbolo, los despidió posteando en su Twitter una foto de los tres, de espaldas luego de festejar un gol: "Una imagen que no se volverá a repetir. Pertenencia y sentimiento leproso".

Bienvenidas. El flamante DT es Juan Manuel Llop , un ídolo del club que ya tuvo un paso errático en el inicio de su carrera como entrenador, y que fuera echado por Eduardo López tras un breve lapso. Después de 16 años, el Chocho, tricampeón con la rojinegra - una con Yudica y dos con Bielsa - vuelve al club. El lunes pasado firmó su contrato y ayer estuvo en el estadio observando a sus futuros dirigidos.

Otro que llegó, de paso en este caso, fue Lucas Bernardi, hoy DT de Godoy Cruz. Símbolo como jugador, y referente que dirigió a Newells poco tiempo después de su retiro con un balance negativo. Bernardi se fue de mala forma, incluso, trocando un amor casi incondicional de su gente, por un rechazo de buena parte de los hinchas. Ayer, lejos de cualquier disputa y especulación, cuando se dirigió al banco de suplentes - lo hizo raramente solo antes que entrara el equipo - fue ovacionado. Luego se saludó con todos los jugadores y el cuerpo técnico leproso.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas