Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El jueves a la mañana es el mejor momento de la semana para tener sexo

Miércoles 28 de junio de 2017 • 14:08
SEGUIR
LA NACION
0

Cada lunes dejamos atrás el jolgorio del fin de semana y salimos a pelear contra los dragones. Nos sentimos fuertes y con ganas de comer el mundo, dice la Kabalah. Es que la energía del lunes (o gevurah, según esta antigua sabiduría) es de crecimiento y expansión, tenemos una dosis extra de motivación y ganas de ser mejores en lo nuestro, sin embargo científicamente estaría probado que es un día para mantener la calma. Según el British Medical Journal, la probabilidad de sufrir un ataque al corazón aumenta un 20% el lunes debido a los excesos del fin de semana y el estrés de regresar al trabajo, claro, en caso de que estemos presionados o a disgusto en el ámbito laboral.

Pero si hemos sobrevivido al comienzo de la semana hábil, el martes será ideal para enfocarse en producir y generar, no es casual que en una encuesta sobre salud realizada años atrás por la consultora británica GfK NOP los empleados y ejecutivos consultados confesaran tener la menor cantidad de sexo ese día. Los miércoles, en cambio, serían adecuados para pedirle aumento al jefe, dice otro sondeo realizado en el Reino Unido, pero es sin dudas el día perfecto para tener una cita romántica que en lo posible se extienda hasta la mañana del jueves. Según un estudio publicado años atrás por la London School of Economics and Political Science, el jueves es cuando las hormonas de hombres y mujeres están mejor sincronizadas, léase, es la ocasión propicia para tener sexo en una pareja heterosexual.

Foto: Shutterstock

Los autores de la investigación sostienen que ese día el cuerpo produce mayor cantidad de hormonas sexuales activas y la libido logra alcanzar su pico en las primeras horas de la mañana, cuando la testosterona del hombre se eleva y los estrógenos femeninos llegan a multiplicarse hasta cinco veces. Esa fabulosa sincronicidad biológica se debería a que "miércoles y jueves son los más intensos y productivos a nivel laboral, generando sensaciones positivas en el cuerpo", amén de que en vísperas del fin de semana la mente empieza a relajar.

Los viernes serian indicados para dejar el cigarrillo, coinciden algunos investigadores estadounidenses, y también para postergar decisiones importantes, agrega Martin Morre Ed, en su libro The Twenty Four Hour Society. La Kabalah nos dice, en sintonía con lo anterior, que los viernes son días para perdonar y perdonarse, para aprender de las caídas, agradecer lo negativo de nuestra vida y soltar las ideas fijas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas