Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tragedia de Hillsborough: 28 años después, imputan a seis personas por la mayor catástrofe deportiva británica

Durante la semifinal de la Copa FA entre Liverpool y Nottingham Forest de 1989 murieron 94 hinchas -y años más tarde dos más-, al quedar atrapados en el estadio del Sheffield; hoy la fiscalía amplió la acusación

Miércoles 28 de junio de 2017 • 16:35
0
Los familiares de las víctimas de la Hillsborough
Los familiares de las víctimas de la Hillsborough. Foto: AFP

DPA - 28 años después de la tragedia en el estadio de fútbol de Hillsborough, seis personas fueron imputadas hoy por la Fiscalía británica como responsables de lo sucedido. La tragedia fue calificada durante mucho tiempo como un accidente causado por los propios aficionados. Pero los familiares de las víctimas reclamaron una mayor investigación en 2012 y, cuatro años después, un jurado independiente llegó a la conclusión de que la policía era la culpable de la desgracia.

Los seis acusados son cuatro policías, un abogado y el ex secretario general del club Sheffield Wednesday, dueño del estadio en el que ocurrió la tragedia. Así lo comunicó hoy la fiscalía.

El director de la policía de entonces, que tenía escasa experiencia, está acusado de homicidio por negligencia grave. Sus tres compañeros y el abogado que trabajó para la policía habrían obstaculizado la labor de la Justicia con manipulaciones y otras conductas incorrectas.

La tragedia de Hillsborough
La tragedia de Hillsborough. Foto: Archivo

La tragedia de Hillsborough es el episodio más funesto de la historia del deporte británico. El 15 de abril de 1989, 96 fanáticos del Liverpool murieron y 766 resultaron heridos al quedar atrapados en el estadio del Sheffield durante la semifinal de la Copa FA entre su equipo y el Nottingham Forest. Sin embargo, hasta hoy no hubo ninguna acusación.

El encuentro entre Liverpool y Nottingham Forest duró apenas seis minutos. Más de 3.000 personas quedaron atrapadas entre una masa que empujaba y una infranquable verja de metal que rodeaba

Las fuerzas del orden no derivaron a la gente que quería llenar la tribuna "Leppings Lane", detrás del arco rival, y reaccionaron con demasiadas dudas cuando el desastre comenzó.

Ese día de primavera murieron 94 hinchas. Lee Nicol, de 14 años, falleció cuatro días después por sus heridas. La víctima fatal número 96, Tony Bland, estuvo casi cuatro años en coma y murió en marzo de 1993.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas