Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Por qué "la Nueva Ruta de la Seda" genera grandes chances para la Argentina

Durante un Seminario realizado en la Fundación ICBC se analizó el impacto del mega proyecto chino en nuestro país

Jueves 29 de junio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0

Durante su reciente visita a China, el presidente Mauricio Macri participó de la cumbre internacional convocada para lanzar la "Nueva Ruta de la Seda", un canal comercial que une Oriente y Occidente como lo hacían las antiguas caravanas de mercaderes. Pero llamarlo "ruta" no le hace justicia a la magnitud de la iniciativa, dice Carola Ramón Berjano, economista especializada en China. Son seis corredores ferroviales terrestres y una ruta marítima.

Tampoco hay que verlo simplemente como un proyecto de infraestructura. "Es una forma de inserción internacional, la última etapa de la estrategia de desarrollo regional china", dijo la académica en un seminario de la Fundación ICBC, coordinado por Félix Peña.

Es parte de una estrategia que comenzó por la costa oriental y continúa desde allí hacia el oeste, en dirección a Xinjiang, la provincia china de mayor superficie, que ocupa toda la porción noroccidental del país, y es considerada como punto de partida histórico de la antigua ruta de la seda. Xinjiang significa literalmente "nueva frontera" en manchú.

Ganar-ganar

"La sabiduría oriental lo plantea como una forma de compartir con Occidente el desarrollo logrado en la Nueva China", lo que supone una relación ganar-ganar; por eso se lo ha comparado con el plan Marshall, dijo Félix Peña, aunque a China no le gusta mucho la analogía, pero eso sólo funciona si la otra parte tiene la inteligencia de saber aprovecharlo.

Sin embargo, hay países que no sólo no están pensando en aprovechar la Nueva Ruta de la Seda sino que, por el contrario, se sienten amenazados por ella, o recelan como Rusia. La ausencia más notoria al foro al que asistió Macri fue India, país que explícitamente manifestó su oposición ya que uno de los corredores pasa por el territorio cachemir que disputa con Pakistán. A Singapur, por otro lado, le incomoda que la ruta marina haga un "by-pass" del estrecho de Malaca.

En la región muchos no están convencidos de que China deba liderar una estrategia de desarrollo continental. Las cuestiones económicas se mezclan con la preocupación por la seguridad internacional.

Con esta iniciativa, China consolida su presencia en el Viejo Continente, donde ya controla puntos estratégicos como el puerto griego de Pireo, y completa una amplia gama de mega-proyectos de infraestructura que incluyen el túnel hacia Alaska por el estrecho de Bering, el canal bioceánico en Nicaragua y los ferrocarriles a través de África y Amazonia.

En Europa estos corredores recorren 15.000 km hasta llegar a Madrid. En Londres fue noticia la llegada de un tren con productos electrónicos chinos, que en su viaje de regreso cargó bebidas espirituosas.

Berjano dice que el plan no tiene plazos, costos y tasa de retorno sino que es deliberadamente ambiguo. No precisar la inversión o los plazos es una muestra del pragmatismo chino. De esa manera, el gobierno lo considera un proyecto "imposible de fracasar", ya que no se fija metas verificables, sino líneas directrices. La "Nueva ruta de la seda" se anunció en 2013, pero como señala la académica, según la costumbre china, eso significa que se venía trabajando desde mucho tiempo atrás.

Con perspectiva histórica, la iniciativa parece apuntalar la vigencia de la cita que hizo Berjano al maestro de la geopolítica McKinder, quien en 1904 afirmó que Eurasia es la región pivot para el control del mundo.

Para la Argentina, la economista considera que el escenario presenta grandes oportunidades, y destaca que "tenemos en común más de lo que creemos: la periferia, la pobreza, la desigualdad, el subdesarrollo...". Como dijo Peña, todos los caminos son bidireccionales por naturaleza, así que a nuestros gobernantes les queda la tarea de aprovechar esas oportunidades.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas