Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Hourcade fija posición: "Si las cosas salen mal, si no les gusta lo que hago, yo no estoy atado a nada"

El coach de los Pumas dice que es momento de replanteos internos de cara al Mundial 2019, e incluso no descarta citar a los jugadores de Europa; a fin de año también resolverá su futuro

Jueves 29 de junio de 2017
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Tiempo de replanteos para Hourcade
Tiempo de replanteos para Hourcade.

Desde que Daniel Hourcade asumió efectivamente la conducción de los Pumas en 2014 puso la mira en el Mundial de Japón 2019. Todas las fuerzas estuvieron focalizadas en llegar a ese momento en condiciones de pelear por el título. Con el foco puesto exclusivamente en el juego aparecieron alicientes, como el cuarto puesto en el Mundial de Inglaterra 2015, y condicionantes, como la actual seguidilla de derrotas (11 en los últimos 14 partidos). Las dos caídas ante Inglaterra y el mal cierre de partido frente a Georgia con que los Pumas atravesaron la ventana de junio hicieron mella en el entrenador argentino, a punto tal que hasta acepta que su continuidad está en tela de juicio.

La rigidez que hasta hace poco teñía su discurso ya no es tal. Todavía se mantiene firme en su postura de no convocar a los jugadores que actúan en Europa, pero acepta la posibilidad de "replantear" la medida si la situación lo amerita. Sigue privilegiando el juego por sobre el resultado, pero llama a un "equilibrio". Además, admite la necesidad de repensar los objetivos de los Jaguares. Todo, en la antesala de un momento crucial de la temporada para los Pumas, con el Rugby Championship y la ventana de noviembre por delante. E, interiormente, consciente de que lo producido hasta aquí en 2017 no alcanzó el grado de satisfacción pretendido y proyectado.

-¿Qué balance hacés de estos tres últimos partidos de los Pumas?

-Tuvimos cosas positivas y otras no tanto. En general el juego estuvo bien, a la altura. Con Inglaterra se jugó bien. Cometimos errores en los tres partidos que nos costaron caro con Inglaterra y opacaron bastante lo que habíamos hecho en los primeros 60 minutos con Georgia. La idea está. La diferencia en el primer nivel está en esos detalles que nos cuestan puntos y desaprovechamos oportunidades. Los errores no son los mismos, son diferentes, individuales, infantiles. También manejamos mal algunos momentos de los partidos.

-El tema es que los errores se repiten.

-Trabajamos en cuáles han sido los errores, por qué arriesgar tanto en los momentos que no es necesario, por ejemplo. Es una cuestión de la experiencia. Más allá de que no son jugadores nuevos, siguen apareciendo detalles. De acá al Mundial hay 60 partidos de nivel. Me parece que deberían crecer los jugadores e ir aprendiendo, y no cometerlos más.

-Otro déficit fue el aspecto mental, sobre todo en los cierres de los tres partidos.

-Claramente el tema por trabajar tiene que ver con lo mental. A veces nos pasamos de rosca, a veces nos quedamos planchados. No es que no entiendan, pero el fragor, la adrenalina y el cansancio inciden. Vamos a planificar una especie de código para ayudarlos en ciertos momentos en que desde afuera vemos cosas que no están haciendo. La idea es que esa madurez que tienen que tener algunos jugadores aparezca.

-Si bien el objetivo del proceso es el Mundial de Japón 2019, hay objetivos intermedios. ¿Se vienen cumpliendo?

-Muchos objetivos se cumplieron. Conseguimos un equipo que genere, que arriesgue mucho. En líneas generales, un equipo que pretende ser más serio. Estamos en etapa de ir a buscar partidos. Sabíamos que el Súper Rugby nos iba a ayudar, pero nos encontramos con cosas que no las esperábamos, como los malos resultados, que nos tiraron un poco abajo.

-Siempre dijiste que los Jaguares jugaban en función de lo que necesitaban los Pumas, pero esto los perjudicó como equipo y a la larga las derrotas terminaron afectando a los Pumas.

-El objetivo era no preestablecer nada para mejorar la toma de decisión, que jueguen a lo que te da el rival. En la semifinal del Mundial contra Australia, Nicolás Sánchez da un pase adentro cuando por afuera sobraban cuatro jugadores, porque era la jugada que habían cantado. La intención era que empezaran a tomar decisiones. Van mejorando, pero los resultados negativos hacen que nos replanteemos si es mejor que apunten a su torneo. Quizás ahora es el momento de replantear ese tema y otras cosas más. No nos ha jugado a favor ni a los Jaguares ni a los Pumas.

-¿Ese replanteo incluye la posibilidad de permitir que los jugadores que actúan en Europa puedan jugar en los Pumas?

-Desde lo deportivo, es conveniente que los jugadores estén acá. Tener un equipo junto todo el año, jugando al mismo tipo de juego. Después la realidad es que no tenemos la cantidad de jugadores necesarios. Tampoco son tantos [los de Europa], pero serían muy útiles. La decisión sigue firme. A todos los que nos interesan se los está llamando. A mitad de 2018 cuando termina la temporada europea tendrían que estar acá para jugar al menos un Súper Rugby antes del Mundial.

-O sea que mantenés la postura, pero no lo descartás de plano...

-Yo banco la situación. Hay un temor lógico: si abrís la puerta corrés el riesgo de un éxodo masivo. Tampoco tiene que ser algo absoluto. Pero si la realidad te muestra algunas cuestiones, habrá que hacer replanteos. A fin de año nos sentaremos y si se da la situación vamos plantear a la necesidad de convocarlos. Pensábamos que íbamos a tener más jugadores en los otros equipos del Súper Rugby. Lo ideal hubiera sido tener a 10 jugadores en otras franquicias. Hasta les hemos ofrecido darles jugadores y pagarles el sueldo nosotros, pero no les interesan. Menos el año que viene, que va a haber menos equipos. Y ahora Tomás Cubelli se vuelve. Pero vamos a tratar de estirarlo como un chicle. Seguimos pensando que esto es lo ideal.

-El scrum fue muy bueno contra Inglaterra y no tanto contra Georgia ¿Con qué concepto trabajan el scrum de los seleccionados?

-Queremos tener el mejor scrum del mundo, como siempre ha sido. Pero si ponés jugadores que sólo juegan al scrum y después no pueden hacer el juego que querés, no sirve. Como mínima queremos que sea una plataforma de lanzamiento. El scrum es la mejor plataforma. Como máxima, generar penales. Cuando hablamos con los entrenadores de otros seleccionados nos dicen que los cinco de adelante no se mueven, no corren. Moviendo la pelota con paciencia, encuentran los agujeros. Es la realidad. Todavía no estamos a la altura de equipos del Súper Rugby. Hay que tener cuidado con el balance, pero nunca dejó de ser importante.

-¿Con qué objetivos encararán el próximo Rugby Championship?

-El objetivo siempre es el juego, mejorar, estar a la altura. Después corregir los errores. Apuntar a ser más eficientes. Inglaterra es eficaz. Cuando hablamos con los otros nos dicen: "Para nosotros lo más importante es ganar. Lo otro lo acomodamos". Para nosotros lo más importante es jugar bien, pero tenemos que encontrar un equilibrio.

-Tu contrato vence a fin de año. ¿Tenés ganas de seguir?

-Vamos a esperar a que termine el año y ahí hablaremos. Si las cosas salen mal, si no les gusta lo que estoy haciendo, yo no estoy atado a nada. Si me piden que me vaya mañana, no voy a poner ningún obstáculo. Si se produce un desgaste tampoco vamos a forzar situaciones. Después del Mundial se me propuso renovar por cuatro años, pero coincidimos en que era mejor hacerlo por dos años y ahí ver qué pasaba. Cuando el momento es difícil es cuando yo más ganas tengo de revertirlo. Necesitamos esta segunda parte del año para hacer una evaluación. No estamos contentos, para nada. En junio se ha logrado que el equipo juegue, pero si perdés no alcanza y ahora se vienen los partidos más difíciles. Yo estoy con todo. Cuanto más jodido se pone, más ganas tengo. Me potencia los sentidos.

Lo que vendrá

El debut de los Pumas en el Championship 2017 será el 19 de agosto, en Port Elizabeth, ante Sudáfrica; la revancha con los sudafricanos está prevista para el 26-8, en Salta.

Luego viajarán a Oceanía: el 9 de septiembre visitarán a los All Blacks en New Plymouth y el 16 chocarán con Australia en Canberra. El cierre, como locales, tendrá el desquite con Nueva Zelanda, el 30-9, en Vélez, mientras que el 7 de octubre jugarán con Australia en Mendoza.

En la ventana de noviembre visitarán a Inglaterra, Italia e Irlanda (11, 18 y 25).

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas