Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tras el desalojo del piquete en la 9 de Julio más de 40 personas trabajaron en la limpieza

Así fue informado por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad a LA NACION

Miércoles 28 de junio de 2017 • 18:49
0

Fueron 7 máquinas y unas 40 personas las que trabajaron cerca de 3 horas para limpiar las calles de la Avenida 9 de Julio tras el piquete, los enfrentamientos y el desalojo que llevó adelante la Infantería de la Policía de la Ciudad.

Según informó a LA NACION el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, se necesitaron:

2 barredoras de calzada,

1 mini barredora

1 brigada de 6 operarios

3 hidrolavadoras con chófer y 2 operarios cada una

1 camión compactador con chófer y 2 operarios

15 barrenderos

6 supervisores del operativo

Al ser consultados si hubo daños en las paradas del Metrobus y zonas aledañas a los enfrentamientos que dejaron 7 personas detenidas, dijeron que aún no contaban con toda la información. Sí detallaron que ya se repusieron los 2 contenedores que fueron quemados en la calle Moreno al 1100.

La protesta, el corte y los enfrentamientos

Una manifestación de organizaciones piqueteras cortó, desde este mediodía, el cruce de las avenidas 9 de Julio y Belgrano, frente a la sede del Ministerio de Desarrollo Social, tras horas después fue desalojada por la guardia de Infantería de la Policía de la Ciudad con camiones hidrantes y gases lacrimógenos.

Los manifestantes -varios de ellos encapuchados, con palos en la mano- se habían instalado en la avenida cerca de las 13, en un reclamo que incluía la instalación de carpas y ollas populares frente a la sede de la cartera que conduce Carolina Stanley .

Durante el desalojo fueron detenidos siete manifestantes y un policía resultó herido, según fuentes policiales.

cerrar

Entre las organizaciones que reclamaban por planes sociales y laborales se encontraban Quebracho, la Federación de Trabajadores por la Economía Social Limitada (Fetraes) y el Frente por Trabajo y Dignidad Milagro Sala, cuyos representantes fueron recibidos por funcionarios de Desarrollo Social y el Ministerio de Trabajo.

Antes de que se retiraran las organizaciones, integrantes de Quebracho comenzaron a arrojar piedras y cascotes a los efectivos policiales, lo que generó el desalojo por parte de las fuerzas de seguridad, que avanzaron por uno de los carriles del Metrobus con camiones hidrantes y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas