Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La mentira descubierta en el torneo de 30 equipos: la histeria mata al formato

Solamente ocho equipos mantuvieron a sus técnicos durante toda la temporada; el próximo certamen de 28 conjuntos no parece ofrecer demasiados cambios

Miércoles 28 de junio de 2017 • 20:14
0
Madelón, Alfaro, Franco y Troglio, cuatro técnicos que se quedaron sin equipo
Madelón, Alfaro, Franco y Troglio, cuatro técnicos que se quedaron sin equipo.

El Frankenstein de los 30 equipos, infiel y traicionero, tomó impulso para nuevas maldades. Ingenuos aquellos entrenadores que creyeron que un campeonato largo los iba a proteger. El desfile por la cornisa fue incesante y casi nadie se escapó del tembladeral. Solamente ocho equipos mantuvieron a sus técnicos durante toda la temporada: Boca (Guillermo Barros Schelotto), River (Marcelo Gallardo), Banfield (Julio César Falcioni), San Lorenzo (Diego Aguirre), Lanús (Jorge Almirón), Talleres (Frank Kudelka), Atlético de Rafaela (Juan Manuel Llop) y Patronato (Rubén Forestello). Apenas un cuarto de la población laboral, al resto se lo devoró la agitación.

La fábula de que los directores técnicos iban a trabajar con tranquilidad por el desarrollo de un campeonato extenso, blindado contra el resultadismo exprés, resultó precisamente una fantasía.

Los vertiginosos tiempos del fútbol demandan resultados y los entrenadores son el fusible. Siempre. Y en la B Nacional el panorama fue igual de sombrío: todavía quedan seis fechas de un certamen interminable, un insulto al sentido común, y precisamente su extensión no amuralló a los entrenadores. Todo lo contrario, la moneda de cambio se volvió permanente, si apenas seis se sostienen entre 23 equipos: Gabriel Heinze (Argentinos), José Romero (All Boys), Pablo Vico (Brown de Adrogué), Walter Coyette (Chacarita), Diego Cagna (San Martín, de Tucumán) y Fabio Orsi-Sergio Gómez (Flandria). Aquí el porcentaje de sobrevivientes también apenas llega al 26%. No importa el formato, no hay plazos, gana la histeria. Estos campeonatos largos pertenecen a un fútbol inconsistente y convulsivo. El Frankenstein de 30 equipos es historia..., pero el nuevo monstruo de 28 ya se está afilando los colmillos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas