Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Radio Nacional cumple ochenta años

El 6 de julio de 1937 inició sus transmisiones desde el edifico donde hoy funciona el CCK; su importancia en todos los rincones del país; el éxito de Las dos carátulas

SEGUIR
PARA LA NACION
Martes 04 de julio de 2017 • 00:45
Desde fines de los años 40 hasta 1989, la sede de Radio Nacional estuvo ubicada en Ayacucho 1556 (y Las Heras), un edificio ya demolido que diseñó el arquitecto Christophersen
Desde fines de los años 40 hasta 1989, la sede de Radio Nacional estuvo ubicada en Ayacucho 1556 (y Las Heras), un edificio ya demolido que diseñó el arquitecto Christophersen. Foto: Archivo
0

Cuando Radio El Mundo inició sus transmisiones a fines de 1935, sus dueños (pertenecía a la editorial Haynes, que publicaba el diario El Mundo) le propusieron al Estado montarle una emisora propia a cambio de no cederle las dos horas diarias que exigía el contrato que los autorizaba a funcionar. La oferta fue aceptada. El Mundo cumplió su parte y el 6 de julio de 1937, con la asistencia del presidente de la Nación, Agustín P. Justo, quien brindó un discurso, nació LRA Estación de Radiodifusión del Estado, futura Radio Nacional.

Los estudios se ubicaron en el segundo piso del Palacio de Comunicaciones o Correo Central, actual CCK. Radio del Estado -así la llamaban todos- no fue la primera emisora oficial: Radio Municipal y Radio Provincia de Buenos Aires la antecedieron.

La programación, de siete horas diarias, se basaba en música clásica. Esa fue su marca distintiva. Además, abordaba temas culturales (como clases de idiomas) y noticias concernientes a la marcha política y económica del gobierno. Esta característica de difusión estatal quedó clara desde un principio. El presidente Justo manifestó en su discurso inaugural que "la Radio del Estado, al establecer un vínculo permanente entre el gobierno y el pueblo, facilitará la publicidad de los actos de aquél y asegurará una mejor comprensión entre gobernantes y gobernados".

En 1950 se inició el ciclo de mayor duración en su historia: Las dos carátulas. Este radioteatro se nutría de los jóvenes estudiantes del Conservatorio Nacional de Arte Dramático. Algunos hicieron una larga carrera actoral, como Guillermo Bredeston, Adolfo García Grau y Norma Aleandro. Por entonces también se destacaba El noticiero gaucho, en donde Ño Bildigerno, encarnado por Fernando Ochoa, comentaba en tono campero y humorístico las noticias diarias. El Boletín Oficial de noticias comenzó a transmitirse en 1943. Salía al aire dos veces por día y la locución inicial perteneció a Máximo Paz (h).

Con el tiempo, Radio del Estado fue instalando filiales en todo el país, muchas de las cuales aún cumplen un gran servicio de comunicación. Pero si logramos sustraernos a nuestro presente y a las nuevas tecnologías, podremos imaginar la importancia que hace décadas tuvo la radio diseminada por varios rincones del territorio.

Radio Nacional Buenos Aires, como se llamó desde 1957, se mudó a edificios que habían sido propiedad de grandes emisoras comerciales de nuestro país: Ayacucho 1556 (ex Radio Splendid) y Maipú 555 (construido originalmente para Radio El Mundo y donde estuvo más de medio siglo). Aclaramos que la denominación Radio Nacional había sido usada originalmente por un emisora privada desde 1924 hasta 1934, año en que se prohibió el uso de este calificativo para todo ente que no fuera del Estado. Los privados que usufructuaban el nombre pasaron a llamarse Radio Belgrano.

Se cumplen ocho décadas de programación continua para la emisora estatal. Es todo un logro, pues ha superado una gran gama de colores políticos, avances tecnológicos, costumbres y cambios culturales. Para Nacional sigue habiendo días de radio.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas