Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Citroën Grand C4 Picasso: un familiar de raza que cuesta $ 709.014

Mantiene en alto las virtudes de los monovolúmenes

Sábado 01 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

Durante mucho tiempo los monovolúmenes, por espacio y confort, dominaron la escena entre los vehículos familiares. Hasta el surgimiento imparable de los utilitarios deportivos (SUV), que les fueron sacando mercado a fuerza, quizás, de una mayor polivalencia.

Sin embargo, desde Francia, cuna de los monovolúmenes, llegan modelos que resisten esta tendencia. Tal el caso del Citroën Grand C4 Picasso, que tiene todo lo indispensable para una familia urbana (y numerosa): amplio espacio interior, siete plazas, gran equipamiento, impecable confort de marcha y, en este modelo en particular, la eficiente mecánica 1.6 THP de 165 CV de PSA.

Con un ligero y logrado restyling (sobre todo en el frontal con ópticas LED), el Grand C4 Picasso muestra sus virtudes en el interior donde, además de la habitabilidad de todas las plazas, brilla la modularidad de los asientos de la segunda fila, que pueden desplazarse, plegarse y hasta ser removidos, mientras que los de la tercera se rebaten para dejar un mayor espacio de carga de piso plano (que pasa de módicos 170 litros a 725).

La conducción resulta sumamente placentera y sin estrés por la comodidad de las butacas (con múltiples ajustes eléctricos y hasta masajeador), la transmisión automática (aunque hay que habituarse a la selectora en la columna de dirección, la solución deja más espacio entre las butacas) y los numerosos asistentes: cámaras de 360°, sistema de mantenimiento de carril (actúa endureciendo la dirección), ayuda al estacionamiento y más. Eso sí, aunque ofrece mucha información y es muy moderno, el tablero está en el centro del torpedo, lo que obliga a sacar la vista del camino.

El conjunto motriz es impecable: consumo más que razonable para el tamaño y peso (1375 kg) del modelo (11,2 L/100 km en ciudad y 9,3 en autopista a 120 km/h) y agilidad para sobrepasos (0-100 km/h en 10,5 s y 80-120 km/h en 7,5 s).

Por las suspensiones blandas, el confort de marcha predomina en la dinámica y, además, frena muy bien (100 km/h a 0 en 42 m).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas