Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Irak recuperó el control de la mezquita de Mosul donde Estado Islámico proclamó el califato

El gobierno iraquí anunció su victoria, clave en el avance para derrotar al grupo islamista en la segunda ciudad del país

Jueves 29 de junio de 2017 • 18:45
0
Mezquita de Al Nuri destruida por EI
Mezquita de Al Nuri destruida por EI. Foto: AFP / Ahmad Al Rubaye

MOSUL.- El gobierno de Irak anunció hoy que sus tropas tomaron hoy las ruinas de la Gran Mezquita de Al Nuri, en Mosul, una victoria especialmente simbólica en su lucha contra Estado Islámico : allí fue donde, hace tres años, el líder de esa organización islamista, Abu Bakr al-Baghdadi, proclamó el "califato".

Para el jefe del Gobierno iraquí, Haidar Al Abadi, esta conquista certifica la caída del Califato. "Estamos viendo el fin del inventado país del Daesh (el acrónimo árabe de EI). La liberación de Mosul así lo evidencia", tuiteó el primer ministro.

Las autoridades iraquíes esperan que la prolongada batalla por Mosul termine en los próximos días, ya que algunos combatientes del Estado Islámico aún se encuentran agazapados en un puñado de vecindarios de la Ciudad Antigua.

Los insurgentes hicieron volar la mezquita de tiempos medievales y su famoso minarete hace una semana, mientras las fuerzas iraquíes apoyadas por Estados Unidos avanzaban para llegar al sector. La bandera negra de los extremistas estuvo ondeando desde el minarete de al-Hadba desde la proclamación del califato, en junio de 2014.

Las fuerzas de seguridad iraquíes emprendieron en octubre pasado una gran ofensiva para recuperar la ciudad de Mosul. Los extremistas controlan ahora sólo algunos barrios de la parte antigua, que está densamente poblada. La caída de esa ciudad en efecto marcaría el final del califato de Estado Islámico en Irak.

Las personas atrapadas en Mosul, la segunda ciudad del país árabe, sufrieron hambruna y escasez de servicios básicos, y muchos resultaron muertos o heridos. Según datos de la ONU, unos 150.000 civiles quedaron atrapados en los combates. Muchos de los civiles están siendo usados como escudos humanos.

Su capital en Siria, Raqqa, también está bajo el asedio de una coalición liderada por agrupaciones kurdas y que recibe el apoyo de Estados Unidos.

Pero el costo de la batalla ha sido enorme. Además de las muertes de soldados, se estima que miles de civiles han perdido la vida.

Alrededor de 900.000 personas, casi la mitad de la población antes de la guerra en la ciudad iraquí, han huido de los combates, en su mayoría tomando refugio en campos o con familiares o amigos, de acuerdo a grupos de asistencia humanitaria.

cerrar

Estado Islámico, en números

Estado Islámico (EI) perdió en tres años el 60% de los territorios que ocupaba y el 80% de sus ingresos, según un estudio de la consultora IHS Markit publicado hoy.

El territorio del "califato" autoproclamado en junio de 2014, entre Irak y Siria, pasó de 90.000 km2 en enero de 2015 a 36.200 km2 en junio de 2017, explica esta empresa con sede en Londres.

"La escalada y la caída de EI se caracterizan por una expansión rápida seguida de un declive continuo. Tres años después de su proclamación, es evidente que el proyecto de gobernanza del 'califato' ha fracasado", señala Columb Strack, un experto sobre Oriente Medio en IHS Markit.

"El resto del 'califato' se desintegraría antes de fin de año y su proyecto quedará reducido a una serie de zonas urbanas aisladas, que serían recuperadas en el correr de 2018", agregó.

Además, las finanzas del EI han sufrido un gran descalabro.

Los ingresos mensuales pasaron de 81 millones de dólares en el segundo trimestre de 2015 a 16 millones en el segundo de 2017, o sea, con una caída del 80%.

"Esto se explica por un declive continuo de todas sus fuentes de financiación, ya sea la producción de petróleo, los impuestos y las confiscaciones, así como las otras actividades ilícitas", destaca otro experto de IHS, Ludovico Carlino.

Más concretamente, los ingresos generados por el petróleo cayeron en el 88% y los impuestos y confiscaciones en el 79% entre 2015 y 2017.

Para él, "la pérdida de territorios es el principal factor que provocó la caída de los ingresos".

"La pérdida del control de la ciudad densamente poblada de Mosul (en Irak) y de zonas petroleras en las provincias de Raqqa y Homs (en Siria) tuvieron un impacto muy significativo sobre la capacidad del grupo para generar ingresos", explicó el experto.

Agencias Reuters, DPA y AFP

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas