Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una figura a la sombra de las acusaciones

Para sus detractores, Pell es el símbolo del fracaso de la Iglesia para enfrentar los casos de pederastia

Viernes 30 de junio de 2017
SEGUIR
Agencia AFP
El cardenal australiano George Pell quedó comprometido
El cardenal australiano George Pell quedó comprometido. Foto: Reuters

SYDNEY.- La trayectoria de George Pell, que ascendió de cura de parroquia rural a tesorero del Vaticano, se vio ensombrecida en los últimos años por controversias surgidas en el pasado. Para quienes lo admiran, el cardenal (76 años) es símbolo del tradicionalismo católico australiano. Para sus detractores, es el rostro de una institución que fracasó a la hora de enfrentar las acusaciones de pederastia.

Pell fue inculpado por abusos sexuales, unas viejas acusaciones que él rechaza y que no fueron especificadas por la policía. También afirma que no tenía conocimiento de las prácticas pederastas generalizadas en el seno de la Iglesia de Australia, al dar a entender que existe un complot contra él.

Pell creció en la localidad rural de Ballarat, donde practicaba teatro en la escuela y sobresalía en fútbol australiano. Su madre, una ferviente católica, estaba encantada de que su hijo siguiera el camino de la Iglesia, mientras que su padre, anglicano, no comprendía que su hijo rechazara un contrato de oro con uno de los equipos de fútbol local con más seguidores.

Cursó parte de sus estudios en Roma antes de ser ordenado cura de la diócesis de Ballarat, en 1966. Fue nombrado arzobispo de Melbourne, luego de Sydney y, en 2003, fue incluido en el poderoso colegio de cardenales, lo que le otorgaba la posibilidad de ser uno de los electores del papa. En 2014, Francisco lo eligió para lograr una mayor transparencia en las finanzas del Vaticano y se convirtió así en "número tres" de la Santa Sede.

"Pell es uno de los eclesiásticos más grandes que Australia haya tenido", dijo de él el ex premier conservador australiano Tony Abott.

Ante sus fieles y la opinión pública, Pell defiende los valores tradicionales del catolicismo, con una línea dura en temas como la eutanasia o el matrimonio homosexual. Pero su reputación se vio perjudicada en los últimos años por las acusaciones de que habría encubierto abusos sexuales cometidos por los curas en el estado de Victoria cuando ejercía allí su ministerio.

Una investigación nacional sobre la respuesta institucional que se dio a los abusos sexuales contra menores en Australia entre 1950 y 2010 concluyó que un 7% de los curas habían sido acusados de actos de pederastia. Estas acusaciones no dieron lugar a ninguna pesquisa. La comisión de investigación halló que a la Iglesia australiana se le señalaron 4444 presuntos casos de pederastia. En algunas diócesis, más del 15% de los curas eran sospechosos de abusos, añadió.

Las víctimas aseguran que debía estar al tanto de las agresiones entre los rangos de la Iglesia. "Creo que hacía bien su trabajo -dijo Julie Stewart, víctima de abusos en su infancia, tras el testimonio de Pell ante la comisión-. Hizo su trabajo protegiendo las ventajas de la Iglesia y su reputación, pero no creo que haya protegido a los chicos."

El escándalo de abusos en la iglesia australiana

4444

Denuncias

Casi 4500 personas denunciaron abusos sexuales de menores por parte de miembros de la Iglesia Católica en Australia entre 1980 y 2015, según reveló de la comisión que investiga esos delitos en el país

93

Altos cargos de la Iglesia

Las denuncias apuntaron contra centenares de religiosos y 93 altos cargos de la Iglesia, además de afectar más de 1000 instituciones

78%

Denunciantes varones

Los datos recopilados indicaron que los denunciantes varones fueron el 78%; el 22% restante fueron mujeres

10,5

Años

Es la edad promedio de las chicas abusadas; en el caso de los varones, la edad media de las víctimas fue de 11,6 años

33

Años

Es el tiempo promedio que tardaron las víctimas en presentar las denuncias

1880

Presuntos perpetradores

Fueron identificadas por la comisión en los casos de abusos; de ellos, 597 (32%) eran hermanos religiosos; 572 (30%), sacerdotes; 543 (29%), laicos, y 96 (5%), hermanas religiosas

3060

Millones de dólares

Es el monto de un plan de compensaciones para las víctimas, establecido por la comisión, que sería financiado por los centros donde se cometieron los abusos

115.000

Dólares

Es la indemnización que anunció el gobierno australiano para las víctimas de abusos cometidos en el seno de instituciones públicas y religiosas del país

Te puede interesar