Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Rufino Varela, abusado sexualmente en el Newman: "La sociedad no está preparada y piensa que un abusado es un leproso"

Este hombre denunció que el padre Alfredo lo abusó cuando él era un niño; en Terapia de Noticias habló de cómo fue su vida desde entonces

Jueves 29 de junio de 2017 • 22:29

Al menos 22 personas denunciaron que sufrieron abusos sexuales por parte de un sacerdote del colegio Cardenal Newman. Rufino Varela, ex alumno y una de las víctimas de esta realidad, participó del programa Terapia de Noticias y ahí contó de qué se trata su lucha por sobrellevar sus abusos de la infancia en manos del padre Alfredo -un irlandés- que le dijo: "Ya estás en paz, esto es un secreto entre nosotros y Dios".

cerrar

En noviembre de 2015, Varela se enfrentó con el primer disparador que le permitió dar a conocer su caso: estaba viendo la televisión y quedó deslumbrado por la valentía de una víctima que habló sobre sus abusos de la infancia en el programa de Mirtha Legrand.

Sin embargo, su "ira interna" hacia la institución por "la hipocresía" nació un tiempo después cuando, en diciembre de ese año, leyó una nota en LA NACION que contaba que el colegio Newman estaba barajando la posibilidad de sumar una corona al león del escudo para celebrar la asunción de su ex alumno Mauricio Macri. Ahí, decidió escribirle al director y le dijo: "Si ustedes en realidad están pensando en ponerle esa corona dorada, también deberían analizar la posibilidad de agregarle una corona de espinas a la cabeza del león como recuerdo, homenaje o pedido de perdón por los casos aberrantes que se sucedieron en el colegio muchos años atrás".

A raíz de ese mensaje, el colegio tuvo una serie de reuniones y Varela pidió que hagan un reconocimiento público de los abusos del padre Alfredo. Si bien el colegio intentó contenerlo, buscó apaciguar el impacto y, no conforme con eso, Varela comenzó un camino hacia lo público. Finalmente, al día siguiente de que LA NACION publicó su historia, el colegio emitió un pedido de disculpas.

Para ir más allá, Varela se contactó con un ex compañero del colegio para escribir un libro sobre sus vivencias y este le confesó que ese mismo cura le había "arruinado la vida". De hecho, de los 22 casos dentro del colegio que conoció tras hacer pública su realidad, 21 de esos tuvieron al padre Alfredo como agresor.

De todos modos, una vez que Varela se animó a hablar, la sensación de cara a la sociedad fue de soledad: "Te empezás a quedar solo, te empiezan a largar la mano, en cierta medida porque la sociedad no está preparada y piensan que un abusado es un leproso"

Varela siente que cuando habló "revoleó una mochila" que lo hizo conocer también 14 mochilas de personas del Newman y ya cerca de 140 casos de abusos intrafamiliares. Es que está epidemia es una realidad que afecta al 10% de hombres y al 20% de mujeres.

En esta nota:
Te puede interesar