Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El día que River y Boca se fueron al descenso

Sábado 01 de julio de 2017
LA NACION
0

¿Qué tienen en común Jamiroquai, John Mayer, Maluma, No Te Va Gustar, Deep Purple y CNCO? ¿Y U2, The Who, Guns N'Roses y Bruno Mars? Además de que todos son músicos y se presentarán en la Argentina durante el próximo semestre, sus shows tendrán por escenario el Hipódromo de Palermo (el primer grupo) y el Estadio Único de La Plata (el segundo).

Sigamos con las preguntas: ¿estos espacios están de moda? ¿Qué pasó con la cancha de River? ¿Y la de Boca? La respuesta de los productores llega casi al unísono: lo conveniente de estos "venues" es que no hay que lidiar con ninguna barrabrava. Los alquileres son más baratos, es cierto, pero la primera razón es la de mayor peso. Hay excepciones claro. Después de 10 años sin tocar en Buenos Aires se confirmó que La Renga dará tres shows en la cancha de Huracán. Bon Jovi y Green Day pasarán por Vélez.

Propiedad del municipio de La Plata, el Único (entran entre 40.000 y 50.000 personas) viene ganándoles por goleada a las quejas de los porteños: más allá de la distancia, si el show cae un viernes el viaje de ida puede ser largo y tedioso; la vuelta, siempre, es cuestión de suerte. Si se sale antes del final del show se llega en 40 minutos; luego, entre una y dos horas. El Hipódromo, con una capacidad menor (entre 20.000 y 30.000) tiene la ventaja que los habitantes de la ciudad de Buenos Aires aprecian: fácil de llegar y una delimitación que deja a todo el público más cerca del escenario, en relación con una cancha de fútbol. Los tiempos cambian y se imponen nuevos espacios; eso sí, los shows de capacidad intermedia, para 10.000 o 15.000 personas, siguen esperando que en la Ciudad se construya un "arena" como el DirecTV de Tortuguitas. Y ahí no hay culpables que señalar, sólo falta de inversores.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas