Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Papa podría desplazar a un peso pesado de la curia romana

Luego de la polémica por Pell, dejaría su cargo el cardenal alemán Müller, prefecto de la Doctrina de la Fe

SEGUIR
LA NACION
Sábado 01 de julio de 2017
El Papa podría desplazar a un peso pesado de la curia romana
El Papa podría desplazar a un peso pesado de la curia romana. Foto: Archivo

ROMA.- Un día después de la polémica por George Pell -el cardenal australiano y "zar" de las finanzas del Vaticano, a quien le fue concedida una licencia para enfrentar en su país un juicio por pedofilia-, el Papa habría removido a otro peso pesado de la curia romana: el cardenal alemán Gerhard Müller, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe (CDF), uno de los dicasterios más importantes del Vaticano.

Diversos medios italianos y alemanes de derecha consignaron que, al recibir ayer por la mañana en audiencia a Müller, Francisco le habría hecho saber que, al finalizar sus cinco años en el cargo, no le será renovado el mandato. Aunque no fue confirmado por el Vaticano, que prefirió el silencio, Francisco le habría ofrecido a Müller otro puesto en el Vaticano, que el purpurado habría rechazado, por lo que se espera que vuelva a Alemania.

Aunque la noticia sonó dramática en los sectores más conservadores de la Iglesia, no lo es tanto. Müller, teólogo conservador de 69 años, que jamás ocultó estar en las antípodas de Francisco en cuanto a pastoral y doctrina, había sido designado al frente del ex Santo Oficio por el papa emérito Benedicto XVI, el 2 de julio de 2012.

Luego de ser electo al trono de Pedro, en marzo de 2013, por respeto a su predecesor, Francisco mantuvo en el cargo a Müller. Y muchos esperaban que lo relevara al cumplir los cinco años de mandato.

De hecho, varios cardenales le habían sugerido al Papa que removiera a Müller, visto que remaba claramente en su contra. En diversas ocasiones, en efecto, Müller públicamente hizo saber que no coincidía con las posiciones del Papa. En especial, durante los dos sínodos sobre la familia y luego, al publicarse la exhortación apostólica "Amoris Laetitia", que les abrió las puertas a los divorciados vueltos a casar. Müller jamás digirió que pudiera haber una apertura en este tema, al igual que toda el ala conservadora de la Iglesia católica.

En una entrevista con la publicación italiana Il Timone, en febrero pasado, Müller se puso del lado de los cardenales "rebeldes" que le exigieron al Papa aclarar cinco dudas del capítulo octavo de la "Amoris Laetitia". Y desestimó las interpretaciones que diversos episcopados, incluso el argentino, hicieron de ese tan cuestionado capítulo octavo.

Müller quedó mal parado en marzo pasado cuando la irlandesa Mariel Collins, víctima de abusos en su infancia, renunció a su puesto en la Comisión para la Tutela de Menores creada por Francisco. Collins acusó a su dicasterio de "falta de colaboración" y de una "vergonzosa e inaceptable reticencia".

¿Quién sucedería a Müller? Algunos medios italianos mencionaron al cardenal estadounidense Sean O'Malley, arzobispo de Boston y presidente de la Comisión para la Tutela de Menores; al arzobispo Víctor Manuel Fernández, rector de la Universidad Católica Argentina (UCA) y muy cercano al Papa, y al arzobispo italiano Bruno Forte, que jugó un papel importante en los dos sínodos sobre la familia.

Sin embargo, según otras versiones, el principal candidato para suceder a Müller sería más bien el cardenal austríaco Christoph Schönborn, arzobispo de Viena.

En esta nota:
Te puede interesar