Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Secuestran a un comerciante peruano y lo tienen cautivo más de un día en la villa 31

Su esposa pagó US$ 20.000 de rescate para que lo liberaran; no hay detenidos

Domingo 02 de julio de 2017
0

Fue el segundo secuestro en 48 horas registrado en el área metropolitana, con un detalle que diferenció ese caso de otros hechos: los delincuentes tuvieron cautiva a la víctima durante un día en una casa de la villa 31, en Retiro.

Según fuentes policiales y judiciales, citadas por la agencia Télam, el comerciante, de nacionalidad peruana, fue interceptado el jueves último a las 22 cuando salía del local en la zona de Once. Fue liberado 36 horas después, cuando su esposa pagó 20.000 dólares de rescate. El martes último, la esposa de un comerciante había sido secuestrada en Castelar y liberada en Ituzaingó.

Los secuestradores llamaron por teléfono en varias oportunidades tanto al hermano como a la esposa de la víctima, quien además mantuvo conversaciones con su marido hasta las 4 de la madrugada del viernes. Los delincuentes pedían a los familiares del comerciante una suma de 100.000 dólares como rescate. Luego de una negociación, la cifra descendió a 20.000 dólares.

Al ser denunciado, en el caso comenzaron a trabajar detectives de la División Antisecuestros de la Policía Federal (PFA), quienes buscaron determinar la ubicación de la víctima y de sus captores.

En la mañana del viernes, los delincuentes reanudaron las llamadas desde otro teléfono celular, cuya señal fue triangulada por los investigadores y se descubrió que provenía de la zona de la avenida Castillo, dentro de la villa 31.

Por ese motivo, los pesquisas suponen que la víctima pudo haber permanecido allí durante el tiempo que estuvo secuestrado. Con respecto al pago del rescate, las fuentes indicaron a Télam que durante uno de los primeros llamados que los captores le permitieron realizar al comerciante, le solicitó a su hermano, Alan, que le pidiera el dinero a Ezequiel, otro comerciante de la zona donde trabaja, y le pasó su número de teléfono para que se pusieran en contacto.

Finalmente, los secuestradores concertaron con la esposa de la víctima un pago de unos 20.000 dólares en efectivo.

Por orden de los captores, la mujer tuvo que hacer varias postas en las que recibió instrucciones de los secuestradores. La última indicación fue que tomara un colectivo hasta Avellaneda, donde, el viernes a las 17 pagó el rescate. Hasta anoche no había detenidos.

Luego de varias horas de espera, el hombre fue liberado durante las primeras horas ayer cerca de la 1.30 y apareció en la puerta de su domicilio de Once con signos de haber recibido algunos golpes.

En la causa, intervino la fiscal federal 12, Alejandra Mángano, con la colaboración de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese).

Se trató del noveno secuestro de junio en todo el país y se llegó a 120 casos denunciados durante el primer semestre del 2017 según datos estadísticos reunidos por la Ufese.

Según el informe de esa fiscalía especializada en secuestros, de todos los raptos ocurridos durante los primeros seis meses del año, 26, fueron cometidos en enero; 24, en febrero; 27, en marzo; 21, en abril y 13, en mayo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas