Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El mercado de pases de la NBA: los jugadores se burlan de los rumores y el pedido de Antoine Griezmann

En la apertura de las negociaciones, algunas versiones periodísticas provocaron las burlas de las estrellas

Lunes 03 de julio de 2017
0
Foto: Reuters

SAN FRANCISCO (DPA) - La apertura del mercado de agentes libres en la NBA, los rumores sobre posibles canjes y las redes sociales forman una combinación explosiva que está causando las delicias de los fans del básquetbol estadounidense, aunque la nueva temporada comenzará dentro de casi cuatro meses.

Ante tantas versiones de cambios de equipos y nuevos contratos, varias estrellas de la NBA optaron por burlarse de la situación. Mientras los periodistas especulaban con una posible mudanza de André Iguodala a Houston o San Antonio, fue el propio jugador el que confirmó su continuidad en las filas del campeón Golden State Warriors.

"Fuentes cercanas a André Iguodala informan que acordaron los términos para volver a la bahía...", escribió el propio Iguodala en su cuenta de Twitter, utilizando el mismo estilo que usan los reporteros, pero para hablar de sí mismo. Así, el jugador más valioso de las finales de 2015 confirmó que se quedaría en el equipo de la Bahía de San Francisco y despejó todas las especulaciones sobre su posible llegada a los Rockets o los Spurs, equipos con los que había tenido reuniones.

El alero Gordon Hayward es una de las figuritas difíciles del mercado, con opciones de continuar en Utah Jazz, pero también con posibilidades de pasar a Miami Heat y a Boston Celtics, con quienes ya mantuvo contactos.

Para seducir a su compañero para que se quede en Utah, el francés Rudy Gobert encontró a través de los "emojis" la mejor manera de hacerlo, sin escribir ni una sola palabra en su cuenta de Twitter. Gobert publicó continuados los dibujos de una palmera, un cesto de basura, un trébol, caca, una trompeta y un trofeo. ¿La traducción? Según su visión, para el destino de Hayward, los Heat serían basura, los Celtics serían caca y los Jazz le garantizarían el título.

La respuesta por la misma vía de Isaiah Thomas, estrella de Boston, no se hizo esperar. El pequeño armador, que mide apenas 1,75 metros, marcó con claridad la diferencia de éxitos de las tres franquicias. Detrás del "emoji" de la palmera publicó tres copas, en referencia a los tres anillos ganados por los Heat. Luego puso el trébol con 17 trofeos, por los campeonatos conseguidos por Boston. Y por último, detrás de la trompeta, puso un hombre con los brazos cruzados, en clara alusión a la falta de títulos de los Jazz.

Es más, hasta Antoine Griezmann, futbolista francés de Atlético de Madrid y fanático de los Celtics, le pidió a Hayward que pase a Boston. Su compatriota Gobert, que no quiere saber nada con perder a la estrella de su equipo, le recomendó al goleador del Cholo Diego Simeone que siga pensando en su deporte.

Tan altas son las cifras que se están pagando, que Stephen Curry firmará el mejor contrato de la historia de la NBA, con un vínculo de cinco años por 201 millones de dólares, más de 40 millones por temporada y superando los 31 millones anuales que gana LeBron James.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas