Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

A diferencia de su selección, el de Rusia será un gran Mundial: Putin hizo un gran trabajo

Lunes 03 de julio de 2017
PARA LA NACION
0

SAN PETERSBURGO.- Tuve el privilegio y el honor (pues eso fue) de presidir la Comisión de Inspección a los países candidatos a ser sede de la Copa del Mundo 2018. Europa era el continente elegido y cuatro postulaciones se presentaron: Inglaterra, España/Portugal, Rusia y Holanda/Bélgica. La de Rusia, en aquel segundo semestre del 2010, era la candidatura más débil, y así se lo hice saber en una visita al país al por entonces primer ministro Vladimir Putin. “Los aeropuertos y las carreteras no están para un Mundial”, le dije.

“Esos son justamente nuestros puntos débiles”, me respondió.

A ello había que sumar problemas en las telecomunicaciones, poco transporte entre las ciudades y otros temas menores.

Ayer finalizó la Copa Confederaciones, que desde el año 2001 se utiliza como la prueba de fuego para quienes organizarán el Mundial un año más tarde.

Durante 20 días recorrí Rusia en automóvil. Fueron más de 5.000 kilómetros manejando. Así conocí lo que no te muestran en las visitas oficiales, lo que se esconde tras las esquinas. Tras esta experiencia (maravillosa por cierto y muy recomendable) debo decir, que lo que un día nos prometió el hoy presidente Putin se está logrando. Revisemos.

Las telecomunicaciones son excelentes e impecables las transmisiones y conexiones hacia todo el mundo en todos los rincones del país.

El comportamiento, intachable, porque el público en los estadios va a disfrutar de la fiesta y lo pasa bien.

Para el transporte entre ciudades, el tren podría aparecer como la única solución para quienes no manejan, pero en Rusia han aparecido gran cantidad de aerolíneas de bajo costo que llegan a todas las sedes. Es cosa de planificarse bien.

En los aeropuertos se está trabajando bien y en todos ellos. Se han ampliado y las medidas de seguridad han aumentado.

En las carreteras se ven muchísimas obras en todas las direcciones. Desconozco el monto invertido, pero no es menor. Seguro que en un año estarán listas.

Es por eso que me voy con una sensación de que Rusia hará un gran Mundial, pues a lo anterior le sumamos los factores deportivos, con estadios de diseño espectacular y de fácil acceso.

La seguridad funciona desde todo punto de vista, tanto en los partidos como en la calle. Las ciudades, atractivas para el turismo, ofrecen amplios lugares de encuentro, a lo que se suma un clima perfecto para jugar y canchas muy bien cuidadas. Era encomiable como, tras cada partido entraba una cuadrilla de unas ocho personas a cuidarla. Y un dato extra y muy importante para los visitantes: en este país no se habla de la historia, se la palpa. En cada rincón aparece algo que sorprende por su belleza, armonía y por lo que representa para una nación gigante.

Finalmente, el pueblo ruso es acogedor. No manejan idiomas, pero nunca dejan de ayudar.

Por ello, si pudiera volver a reunirme con Putin, primero lo felicitaría por los avances y, si me preguntara por mejoras, tan sólo le haría ver dos aspectos; que la población rusa esté más al tanto de lo que significa recibir el Mundial y que la selección nacional crezca en lo deportivo para llamar con sus actuaciones al entusiasmo popular.

De lo primero estoy seguro que Putin diseñaría rápidamente un plan y lo pondría en práctica; de lo segundo, no tanto. La selección rusa no está a tono con un equipo que lleva 7 años preparándose para su Mundial.

El autor fue presidente de la Federación chilena de fútbol.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas