Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Venezuela: nuevo llamado del Papa contra la violencia

Se refirió a la crisis del país tras el Angelus y pidió una salida democrática

SEGUIR
LA NACION
Lunes 03 de julio de 2017
0

ROMA.- Mientras continúan las protestas, la represión y los muertos en Venezuela -ya son 89 desde que comenzaron las manifestaciones a fines de abril último-, el Papa volvió a hacer ayer un llamado para que se ponga fin a la violencia y se encuentre una solución pacífica y democrática de la crisis que golpea el país.

Después de la oración mariana del Angelus, desde la ventana del despacho del Palacio Apostólico, Francisco recordó que el próximo 5 será el día de la fiesta de la independencia en Venezuela. "Aseguro mi oración para esta querida nación y expreso mi cercanía a las familias que han perdido a sus hijos en las manifestaciones callejeras", dijo ante miles de fieles reunidos en la Plaza San Pedro.

"Hago un llamamiento para que se ponga fin a la violencia y se encuentre una solución pacífica y democrática de la crisis", agregó. "Que nuestra Señora de Coromoto interceda para Venezuela", exhortó, pidiendo finalmente a la multitud reunida rezar un avemaría para el país latinoamericano.

Foto: LA NACION / Alfredo

No es la primera vez que Francisco pide el fin de la violencia y una solución a la cada vez más dramática crisis venezolana. En el Regina Coeli del 30 de abril pasado había hecho un llamado al gobierno y a todas las partes de la sociedad "para que se eviten ulteriores formas de violencia, se respeten los derechos humanos y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria social, política y económica que está agotando a la población". Y había pedido paz, reconciliación y democracia.

El año pasado, a través de un enviado especial, el Papa intentó ser "facilitador" de un diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, que terminó en fracaso.

El 8 de junio último, Francisco recibió en el Vaticano a la cúpula del episcopado venezolano, que quiso personalmente ponerlo al tanto de la situación. Los obispos le manifestaron al Papa su preocupación por la "grave situación que vive el país" y presentaron al Pontífice varios informes sobre los muertos durante las protestas en las calles de Venezuela que fueron reprimidas por las autoridades "y las cifras de la crisis humanitaria".

El sábado se cumplieron tres meses desde el inicio de las protestas contra el gobierno de Maduro, cuyo mandato termina en enero de 2019. Al margen de 89 muertos, en las manifestaciones opositoras hubo también un millar de heridos y unos 3500 detenidos, según el Ministerio Público y la ONG Foro Penal.

Maduro es responsabilizado de la grave crisis económica que sufre Venezuela, marcada por la escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos.

El 23 del mes último, los ex presidentes de Colombia, Andrés Pastrana, y de Bolivia, Jorge Quiroga, le reclamaron al Vaticano que interceda ante la agudización de la crisis, después de un encuentro con el número dos de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin.

"El Vaticano tiene un enorme peso moral y político y su posición sería determinante para reencauzar a la hermana Venezuela en la democracia", aseguró Quiroga después de reunirse con Parolin, secretario de Estado del Vaticano y ex nuncio en Venezuela.

Los ex presidentes fueron recibidos junto a otros representantes del grupo Iniciativa Democrática de España y las Américas, integrado por más de treinta ex mandatarios de América latina y España.

Al regresar de Egipto, a fines de abril último, ante una pregunta de los periodistas, Francisco aseguró que podría volver a tener un rol pacificador de existir las "garantías necesarias". "Todos conocemos la situación de Venezuela, que es un país que quiero mucho. Sé que ahora están insistiendo, no se bien de dónde, para relanzar esta facilitación y están buscando el lugar. Creo que tiene que ser con condiciones muy claras. Parte de la oposición no quiere esto. Es curioso, porque parte de la oposición está dividida. Y los conflictos parece que se agudizan cada vez más", dijo. "Hay movimiento, pero está muy en el aire todavía. Todo lo que se puede hacer por Venezuela hay que hacerlo, pero con las garantías necesarias. Si no, jugamos al tin tin pirulero y no va la cosa", agregó.

El 13 de mayo último, durante la peregrinación del Papa al Santuario de Fátima, en Portugal, ante una pregunta de LA NACION sobre Venezuela, el cardenal Parolin afirmó que para él "la solución son las elecciones", algo que hasta ese momento el Vaticano jamás había dicho públicamente.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas