Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Wimbledon anticipa otra era tecnológica: inteligencia artificial, realidad aumentada y big data al servicio del tenis

Martes 04 de julio de 2017
0

Wimbledon comenzó un nuevo viaje de dos semanas con otro salto tecnológico para sus registros históricos. A ochenta años de la primera transmisión televisiva del torneo y a cincuenta años de la primera emisión en colores de la BBC, este será el campeonato de la inteligencia artificial, la realidad aumentada y el uso cada vez más perfecto del “big data” para entender algo más sobre el juego.

Wimbledon
Wimbledon. Foto: Archivo

Sobre el soporte analítico que IBM le provee a los cuatro torneos de Grand Slam, Wimbledon apuntará con la misma energía a satisfacer la demanda de los cientos de miles de espectadores que asisten al All England y de los millones de fanáticos que lo siguen por diferentes plataformas. Quienes tengan la “app” del torneo en sus teléfonos inteligentes podrán experimentar la realidad aumentada (AR) en seis de las 19 canchas: con solo poner la cámara de sus aparatos en dirección a uno de esos courts, el sistema reconocerá a los jugadores y en la pantalla del usuario aparecerán datos adicionales de esos tenistas.

Mientras la realidad virtual le permite al espectador que está lejos del acontecimiento vivirlo como si estuviera en el lugar, quienes si están físicamente en ese sitio completan su experiencia con la AR. Los especialistas ya hablan de realidad mixta. Con estos avances asistir a los acontecimientos en vivo vuelve a marcar una diferencia con respecto al “fanático de sofá”.

La plataforma de inteligencia cognitiva que usa Wimbledon permitirá generar resúmenes en video de forma automática prestando atención a ciertas variables. El sistema tomará en cuenta la importancia del punto en un partido, el sonido de la multitud en las tribunas, el volumen de interacciones emotivas en las redes sociales y hasta la expresión en las caras de los jugadores involucrados. Con esos datos, los “highlights” se procesarán en 30 minutos (contra los 45 cuando son hechos por humanos) y alimentarán el canal de TV de Wimbledon en su propia aplicación que será también replicado por Twitter en un canal exclusivo.

La inteligencia artificial también tomará riesgos. Con una base de datos de 53.7 millones de puntos jugados en Wimbledon desde 1990 y con 11 millones de términos analizados por la cobertura de prensa hecha desde 1995, el sistema cognitivo Watson analizará cuales son los rasgos principales que debe tener un campeón de Wimbledon. Dentro de los parámetros analíticos, los fanáticos tendrán estadísticas que anticiparán la dureza de un enfrentamiento entre rivales según el promedio de errores forzados y no forzados que cada uno tiene cuando enfrenta a jugadores de ese tipo de características. Finalmente, los espectadores que transiten las canchas podrán utilizar a Fred, un asistente virtual que los orientará y les brindará información sobre el torneo. Fred es un “chatbot” bautizado así en homenaje a Fred Perry.

Las innovaciones que aborda el campeonato también responden a una necesidad de volverse más “móvil”: el 93 por ciento del consumo de sus contenidos sigue siendo desde la web oficial contra un 7 por ciento que se baja su aplicación, con 1.5 millones de descargas en 2016. Pero si hay algo que demostró Wimbledon es que el tiempo está de su lado. Para acompañar los cambios y también para provocarlos.

Wimbledon: La inteligencia artificial usa 53.7 millones de puntos jugados desde 1990

Wimbledon y su primera transmision en vivo (1937)

Wimbledon y la primera transmisión en colores de la BBC (1967)

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas