Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Guaraní-River, Copa Libertadores. Logró un triunfo clave en Asunción y sigue bajo sospecha: todos al antidoping

Ignacio Scocco debutó con un gol de tiro libre; aumentó Larrondo con un cabezazo; luego, todo el plantel millonario debió hacerse el control, en una llamativa medida de la Conmebol

Miércoles 05 de julio de 2017
  |  
Club GuaraníClub Guaraní

-

P
River PlateRiver Plate

-

P

0
Gol de River
Gol de River. Foto: AP

ASUNCIÓN, Paraguay.- River logró un triunfo clave, imprescindible. Otra muestra de su categoría internacional. El 2 a 0 sobre Guaraní, en el estadio Defensores del Chaco, en el primer partido de los octavos de final, le abre el juego al futuro: el desquite, previsto para el 8 del mes próximo, lo descubre con un grado de optimismo superlativo. Eso sí: luego del encuentro, todo el plantel millonario debió hacerse el control antidoping, en una llamativa medida de la Conmebol.

El 1-0, marcado por Scocco (un tiro libre que se desvió en la barrera), en su presentación, representa un simbolismo en la historia reciente millonaria. Lucas Alario marcó su primer gol en River en Asunción, el 21 de julio de 2015, en el 1-1 con Guaraní, por las semifinales de la Libertadores (era su segundo partido en el club). Además, Sebastián Driussi también conquistó su primer gol en River en Asunción. Fue el 16 de octubre de 2014, en los octavos de final de la Copa Sudamericana, en un 3 a 1 sobre Libertad. En esa Libertadores y en esa Sudamericana, River se consagró campeón. El 2-0 fue un cabezazo de Larrondo. Ex Newell's, Nacho, ex Central, Larrondo: la auténtica conexión rosarina...

La noche de Asunción le dio marco al primer compromiso copero de River desde que se conocieron, dos semanas atrás, los casos de doping de Lucas Martínez Quarta y Camilo Mayada por la hidroclorotiazida. No solo fue una situación que produjo una revolución en el mundo millonario y que creó un marco extraño para el juego, sino que también creó un clima caliente. La Conmebol sorprendió con una decisión: todos los jugadores de River -titulares y suplentes- fueron al control.

"La decisión de la Unidad Antidopaje comunicada a River antes del encuentro se basa en una evaluación juiciosa e integral de los hechos, incluyendo los dos resultados analíticos adversos (el del uruguayo Camilo Mayada y el de Lucas Martínez Quarta, ambos ocurridos durante el mes de mayo y por la fase de grupos)", argumentó la Confederación Sudamerica, en uno de los párrafos de su mensaje. "No pasa nada. Está todo bien. No hay nada que ocultar", dijo Leonardo Ponzio, uno de los referentes, ni bien terminó el partido. Los dirigentes de River se enteraron de la medida a los 10 minutos de juego.

En medio de las sosprechas, el equipo de Gallardo logró otro triunfo como visitante; ya había ganado los tres primeros encuentros fuera de casa ante Deportivo Independiente Medellín (3-1), Emelec (2-1) y Melgar (3-2). El Muñeco paró un equipo inusual, incluyendo tres cambios obligados y dos debutantes. Es que no solo no pudo contar con Martínez Quarta (titular) y Mayada (suplente), suspendidos de forma provisional, sino que tampoco tuvo disponible a Maidana por la lesión muscular y a Driussi, quien salió de la lista de la Copa y por estas horas se resuelve su demorado pase a Zenit de Rusia por 15 millones de euros limpios.

Por eso, además de seguir apostando por Augusto Batalla en el arco, el DT decidió jugarse una ficha fuerte al elegir a dos de las flamantes incorporaciones para asumir el desafío de ser titulares: Javier Pinola acompañó a Luciano Lollo en la dupla central e Ignacio Scocco arrancó en el ataque junto con Alario.

¿Por qué el duelo se calentó más de lo pensado? Primero, fueron los técnicos Daniel Garnero y Marcelo Gallardo quienes cruzaron palabras días atrás. Y luego todo estalló tras el enfrentamiento entre Rodolfo D'Onofrio, quien decidió suspender la camaradería y le pidió a sus pares paraguayos que pidieran perdón por sus dichos y suspicacias por el doping, y Juan Alberto Acosta, presidente de Guaraní, quien había vinculado al club argentino con la Conmebol; luego destacó que D'Onofrio debía pedirle disculpas al fútbol sudamericano. Como si fuera poco, el dirigente Diego Benítez publicó una foto de la CD paraguaya en Twitter y escribió: "Sin ellos brindamos mejor! Los grandes no descienden!".

En el juego, River se sostuvo con Ponzio, un león en el medio campo y en Batalla, fundamental con un par de buenas atajadas. Al terminar el partido, luego de los controles, River emprendió el regreso hacia Buenos Aires. Mientras los dirigentes siguen buscando refuerzos, es momento del esperado descanso para los jugadores: hoy comenzaron las vacaciones, que durarán hasta el domingo 16. El plantel volverá a las prácticas el 17 y dos días más tarde viajará a Orlando, Estados Unidos, para realizar la pretemporada, que se extenderá hasta el martes 1° de agosto. Hoy, ahora mismo, es el tiempo del festejo. Y de inquietud: la decisión de la Conmebol fue inédita.

El primer gol de Scocco

Larrondo anotó el 2-0

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas