Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La desnutrición infantil sube y ya roza los niveles de hambruna

Se estima que entre los chicos más pobres, casi el 30% presenta algún déficit alimentario

Martes 04 de julio de 2017
0

CARACAS (Reuters).- Entre la peligrosa frontera que separa a Colombia de Venezuela se extiende el caluroso y desértico territorio indígena de La Guajira, compartido por ambos países. Allí, donde la fundación Cáritas identificó la tasa más crítica de desnutrición del país, Lideibis Bracho, de 26 años, mece cariñosamente a su bebe, mientras lo amamanta.

El pequeño, de apenas seis meses, se recuperaba de la estada en un hospital cercano donde pasó semanas intentando sobreponerse de la desnutrición aguda que, finalmente, mató a su hermano gemelo.

"A todos nos mandaron a tomar vitaminas, pero no hay. Hay que ir a buscarlas a Colombia, pero a costos que no alcanzan", dijo la madre desempleada en una explanada con unas pocas casas destartaladas.

Un estudio iniciado por Cáritas en octubre de 2016 en las parroquias más deprimidas de Zulia, Distrito Capital, Vargas y Miranda -los cuatro estados más poblados del país-, determinó que un 48% de los niños menores de 5 años presentó desnutrición. De ellos, el 8% tenía la forma más grave de la enfermedad, con altísimo riesgo de muerte.

En abril, durante su última medición, los resultados fueron alarmantes: el 56% de los menores de 5 años presentó algún déficit nutricional y los casos más graves también ascendieron al 11,4 por ciento. "¡Estamos subiendo un punto porcentual por mes!", se lamentó Susana Raffalli, nutricionista coordinadora del estudio de Cáritas, quien ha presenciado y estudiado emergencias humanitarias en diferentes partes del mundo.

"No es normal que vayas a una comunidad, peses a 100 niños y te den 30 que se te están muriendo en los brazos. Eso es una cosa catastrófica", agregó Raffalli.

Un estudio de la Fundación Bengoa, dedicada a la enseñanza nutricional, y que tiene seguimiento de talla y peso en escuelas de cuatro estados del país, encontró que, entre los más pobres, 27 de cada 100 chicos presentan alguna alteración nutricional.

La Organización Mundial de la Salud establece que a partir de un 10% de niños con desnutrición grave ya se considera que hay una crisis alimentaria y, a partir de un 15%, la situación escala al estado de emergencia. En el 30%, el país entra en una situación de hambruna.

El gobierno anunció recientemente que varias toneladas de alimentos llegaron a sus puertos para paliar el desabastecimiento. Pero el arribo parecería insuficiente en un país con poca variedad de productos y la inflación más alta del continente. Por ello, las escuelas de Miranda, un estado gobernado por la oposición, han tenido que abrir sus puertas los sábados y hasta en vacaciones para alimentar a los niños con riesgos nutricionales.

Aun así, la principal asociación de agricultores privados de esa nación, Fedeagro, pidió recientemente que se abriera un canal de ayuda humanitaria que atendiera las necesidades del país, considerando que están lejos de poder cubrirlas con producción local.

"Un chico desnutrido va a tener más propensión a enfermarse. Un chico enfermo pierde más calorías, no come lo suficiente y se desnutre más rápido: es un círculo vicioso", consideró Raffalli. "Se van a superponer la crisis de nutrición con la crisis de salud y aquí la mortalidad infantil va a ser abismal", agregó.

A pesar de que en América latina la mortalidad infantil ha ido retrocediendo en los últimos años, en Venezuela saltó un 30% en 2016, según cifras oficiales.

Eso quiere decir que, en promedio, 31 venezolanos menores de 12 meses murieron cada día del año pasado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas