Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"En la escuela tienen que existir espacios para la innovación"

Así lo sostiene Claudia Urrea, del MIT, dedicada a articular el aprendizaje y la tecnología

Martes 04 de julio de 2017
SEGUIR
LA NACION
0

"Hace 10 años el debate era si comprábamos o no comprábamos tecnología. Ahora es una avalancha que no se puede parar y nuestra tarea es otra: crear herramientas y demostrar que aunque una escuela ponga una barrera, el estudiante puede llegar al desarrollo tecnológico", plantea Claudia Urrea, a cargo del área de tecnología y educación del Massachusetts Institute of Technology (MIT), de Boston, Estados Unidos.

Aunque es ingeniera en sistemas, optó hace años por la investigación sobre la aplicación de la tecnología en la educación. Y, por ese motivo, expuso en Buenos Aires sus puntos de vista ante funcionarios nacionales, porteños y bonaerenses que procuran resolver cómo modernizar el aula para mejorar el aprendizaje. Su exposición fue organizada conjuntamente por la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y las empresas Samsung y Fibertel, y coordinada por la doctora en Comunicación Roxana Morduchowicz.

Colombiana de nacimiento, pero residente en los Estados Unidos, en una posterior conversación con LA NACION señaló que "la brecha ya no es sobre si se tiene o no la tecnología, sino para qué la uso". Y advirtió que hoy los estudiantes se enfrentan a un fuerte dilema: "Hay una desconexión en lo que hago cada día con la traducción de cómo lo voy a aplicar mañana".

Ante ese panorama, Urrea sorprende al decir que "es necesaria otra articulación en la currícula escolar". ¿Traducción? Quizá sea necesario reformular el actual plan de estudios, especialmente en el nivel secundario, compartimentado en varias materias que no se vinculan entre sí, por otro sistema articulado.

"En la escuela tienen que existir espacios para permitir la innovación, por eso es importante un cambio curricular. Además, hay que rever el sistema de evaluación y de las habilidades del docente, porque tiene que ser alguien que quiera aprender y generar el acompañamiento del proceso. Tiene que estar abierto a la tecnología", consideró la especialista, y admitió que los centros de investigación en buena parte del mundo "están tratando de entender cuáles son los elementos que ayudan a los cambios en el aula".

Su experiencia le permite señalar que aunque los índices de bajo aprendizaje en la Argentina son inquietantes, no es el único país que atraviesa conflictos a la hora de pensar en el alumno actual y el desempeño laboral futuro: "En los colegios técnicos hay muchos problemas de deserción y se investiga para detectar las falencias y para tratar de hacer volver al alumno al aula".

"Hoy hay otras formas de aprender que no pasan por estar en el aula -añade-, hay muchos cursos en línea, hay traductores simultáneos, hay herramientas de creación al alcance de los estudiantes." A su criterio, además de los cambios curriculares y la tecnología, "debe entenderse la educación como un proyecto de vida, porque es algo vital que se necesita siempre".

Claudia Urrea
Claudia Urrea. Foto: LA NACION

La visión de una experta

Claudia Urrea

Investigadora del MIT

"En la escuela tienen que existir espacios para permitir la innovación, por eso es importante un cambio curricular"

En Buenos Aires

La investigadora habló ante funcionarios de Educación nacional, porteña y bonaerense que estudia cómo vincular tecnología y aprendizaje

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas