Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Limpiaba alcantarillas para que sus hijas fueran a la universidad

Trabajaba día y noche y, pese a eso, no había alcanzado el objetivo; sus compañeros de trabajo se solidarizaron y le donaron parte de su sueldo para que sus hijas entraran en la universidad

Martes 04 de julio de 2017 • 16:11
Idris trabajó sin descanso para que sus hijas pudieran ir a la universidad
Idris trabajó sin descanso para que sus hijas pudieran ir a la universidad.
0

El premiado fotógrafo bangladesí GMB Akash recogió en su página de Facebook el conmovedor testimonio de Idris, un hombre al que conoció en Bangladesh y que trabajó sin descanso como limpiador de alcantarillas para que sus hijas pudieran ir a la universidad. El relato ya recibió casi medio millón de visitas y fue compartido por más de 155.000 personas.

Cuando sus hijas eran pequeñas, Idris prefería no contarles la verdad sobre su empleo. "Nunca quise que se sintieran avergonzadas por mi culpa. Cuando la más pequeña me preguntaba a qué me dedicaba, solía decirle de forma titubeante que era un obrero. Antes de llegar a casa tomaba una ducha en baños públicos, de esa manera no dejaba pista del trabajo que hacía", relata Idris, que quería que sus hijas caminaran siempre con la cabeza bien alta.

Idris invirtió cada moneda que ganó en la educación de las niñas, pero llegado el día, no tuvo dinero suficiente para costear la matrícula de la universidad. "No pude trabajar ese día. Me senté a un lado de la basura y traté de esconder mis lágrimas. No tenía fuerzas para trabajar", recuerda el hombre, según el relato compartido por GMB Akash.

Sin embargo, sus compañeros de trabajo le entregaron todo el dinero que habían ganado durante aquella jornada para que Idris pudiera cumplir su sueño. "Moriremos de hambre hoy si es necesario, pero tu hija debe ir a la universidad", le dijeron. Y aquel día, Idris llegó a su casa, sin bañarse, orgulloso de ser limpiador de alcantarillas. Sus hijas pudieron estudiar y romper el círculo de pobreza en el que habían nacido.

El de Idris no es el único testimonio que ha compartido GMB Akash, que cada día publica en su página de Facebook la historia de alguien que necesita ayuda. Como la de Harum, un hombre que perdió a su nuera y ahora se hace cargo de su nieta, o Maksuda, cuyo marido murió en un accidente de tráfico el día en el que pensaba que su vida iba a mejorar.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas